www.diariocritico.com
Moncloa, la huelga y la doble versión

Moncloa, la huelga y la doble versión

Ya sospechábamos que los profesores y los estudiantes españoles son los más desanimados de todos los países de la OCDE. Incluso del mundo. Ahora ya tenemos el dato científico, puesto de relieve en la Semana Monográfica de la Educación que todos los años organiza con rigor la Fundación Santillana. Eso debería hacernos reflexionar acerca de lo mal que van las cosas en la educación sin que los políticos hagan nada por arreglarlo. El problema es que, con la llegada masiva de la inmigración, que está cambiando radicalmente el mapa escolar, y lo va a hacer más en el futuro inmediato, ese problema se va a agravar. No por los inmigrantes, sino por la falta de medios y de medidas para una integración positiva.

Pero no es sólo problema de estudiantes y maestros. También tenemos –teníamos- huelga de limpiadoras en La Moncloa, es decir de las personas que atienden esas labores en el complejo de la Presidencia del Gobierno. El conflicto laboral nos ha permitido saber varias cosas: por ejemplo, que ese servicio está subcontratado por 2,5 millones de euros al año, lo cual no es malo, porque sería mucho peor tener un centenar de limpiadoras en plantilla hasta el fin de sus días. Pero cuando hay un accidente o un problema en la construcción o en otros sectores, por ejemplo, los sindicatos saltan a degüello contra la subcontratas y acusan a las empresas de explotación encubierta. Aquí ha habido silencio. 

En segundo lugar, los trabajadores han denunciado que les utilizaban para “sacar a pasear al perro, planchar la ropa del presidente o cuidar de sus hijas”. No se si es verdad, pero convenía una aclaración porque alguna de esas cosas no parece de recibo. Además, según he tenido ocasión de leer en un periódico generalmente muy bien informado, -aunque el texto desaparecía de una edición posterior-, el subsecretario de Presidencia, Luis Herrero (no confundir, por favor, con el eurodiputado del PP) “medió en el conflicto entre trabajadores y empresa y logró solucionarlo. Cortando por lo sano. A última hora, Moncloa comunicó que rescinde el contrato con la empresa y que sacará de nuevo a concurso su gestión, incluyendo como requisitos las exigencias de los trabajadores”. En la nueva versión, se señala que los trabajadores y la empresa de subcontratas llegaron a un acuerdo y que Presidencia “que sólo puede ejercer una labor de mediación entre ambas partes”, introducirá las reivindicaciones de los trabajadores en la nueva contrata”. ¿Curioso, no?

En breve veremos a algún diputado del PP ejerciendo el control al Gobierno y preguntando sobre la huelga de la limpieza en La Moncloa. Pero posiblemente lo haga sobre la limpieza de las ideas y no de los despachos. Ya saben ustedes que la oposición es implacable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios