www.diariocritico.com
La situación pre revolucionaria

La situación pre revolucionaria

Este concepto, muy probablemente, ha sido el más utilizado y debatido en el movimiento comunista e izquierdista mundial. De la existencia de una situación pre o revolucionaria, a secas, dependía la victoria de los partidos obreros y populares en la conquista del poder político; como efectivamente ocurrió en Rusia, China y otros países. Si había situación revolucionaria, la toma del poder era inminente y posible, y si no la había, cualquier movimiento, por muy radical que fuera, estaba condenado al fracaso. Así, era clave determinar si existía, o no, tal condición política.

Toda esta discusión, por supuesto, acabó abruptamente con el desplome del sistema socialista realmente existente a fines de los ochentas. Junto con el muro de Berlín, este concepto desapareció del vocabulario político. Hasta hace pocos días, en que el profesor Ulrich Beck lo ha vuelto a utilizar para describir la situación política post crisis mundial.

Lo curioso del caso es que el profesor Beck no es un antiguo militante del PC alemán, tampoco es marxista, no pertenece a ningún partido y no pretende tomar el poder de ningún Estado. Es profesor de sociología de la Universidad de Munich y del London School of Economics; ha recibido doctorados honorarios de varias universidades europeas. Es director del Centro de Investigaciones de la U. de Munich (en asociación con otras tres universidades alemanas) y editor de varias revistas de sociología, de clase mundial. Sus temas de investigación son el proceso de modernización, la sociología del riesgo, la transformación del mundo del trabajo y la desigualdad social. Su último libro es “Un mundo en riesgo” (2008).

A continuación sus palabras:

La revuelta de la desigualdad sacude al mundo entero: de Moscú a Helsinki, de Londres a Washington y de Berlín a Buenos Aires. En Internet encontramos páginas que invitan a quemar o a colgar a los banqueros. El centro mundial de las finanzas en Londres aconseja a las empresas que exhorten a sus trabajadores a no pasearse más en traje y corbata para evitar riesgos.”

 “La ira popular se enciende a causa de esta contradicción entre legalidad y legitimidad con la que la élite financiera ha incrementado fabulosamente su riqueza. Pero esta ira se enciende más aún, justamente, porque esta desproporción."

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios