www.diariocritico.com

Testimonios clave de Manolón y Lavandera

El Juicio del 11-M vuelve a fijarse en la trama de los explosivos

El Juicio del 11-M vuelve a fijarse en la trama de los explosivos

El juicio por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid abordará esta semana la trama de tráfico de explosivos con las declaraciones de distintos testigos relacionados con el ex minero José Emilio Suárez Trashorras, su ex mujer Carmen Toro, el hermano de ésta Emilio Toro y el acusado que actuó como enlace entre el grupo de los asturianos y la célula terrorista responsable de la masacre,  Rafa Zouhier.

   Entre los testimonios previstos se incluye la declaración del Jefe del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Avilés, Manolo García, conocido como "Manolón", para el que actuaba como confidente Suárez Trashorras.

   Según afirmó el ex minero, para quien la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicita 38.670 años de cárcel por su implicación en el 11-M, durante su declaración ante el tribunal, "Manolón" estaba al tanto de sus reuniones con Jamal Ahmidan, alias "El Chino", uno de los suicidas de Leganés. El acusado recalcó entonces que los contactos con el miembro de la célula terrorista se limitaron a negociar la compra-venta de hachís.

   Además, Trashorras declaró que en cumplimiento de sus funciones como confidente mostró a la policía días antes de los atentados la finca de Morata de Tajuña donde, en opinión de la Fiscalía, se almacenaron y prepararon los explosivos utilizados para llevar a cabo los atentados.

   El acusado relató que comunicó al policía sus sospechas sobre la implicación de Ahmidan, al que él se refería con el apodo de "Mowgli", en la masacre después de recibir una llamada en la que "El Chino" se despidió de él y le dijo que se verían "en el cielo", días antes del suicidio de los siete islamistas en la vivienda de Leganés.


Lavandera

  Otro de los testimonios previstos y que tendrá lugar previsiblemente este lunes mismo es el del confidente Francisco Javier Villazón Lavandera que informó a la Guardia Civil sobre las actividades de Toro y Trashorras.

   Lavandera llegó incluso a denunciar a los dos asturianos ante "Manolón", desconociendo que Trashorras actuaba como confidente para él. El confidente asegura que precisó en las informaciones ofrecidas a las Fuerzas de Seguridad del Estado que los dos acusados buscaban a alguien que supiera montar bombas con móviles.

   Antes del grupo de testigos relacionados con la trama asturiana la sala escuchará cinco testimonios entre los que se encuentra el del director de Seguridad de la Compañía de Telefonía Amena, marca de las tarjetas de móviles utilizadas en los artefactos que hicieron explosión en los trenes.  

   También declarará una persona que vendió un vehículo al huído Mohamed Afalah, al que se considera fallecido en Irak y el jefe de la empresa donde trabajaba el acusado Saed El Harrak.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios