www.diariocritico.com

Preocupa la continuidad del mal tiempo

Llegan a 1.800 los afectados por el temporal en Rosario

Llegan a 1.800 los afectados por el temporal en Rosario

Unas 1.800 personas resultaron afectadas por la intensa tormenta que cayó durante la madrugada de ayer y durante buena parte del día en Rosario, la cual ocasionó, además, la suspensión de las clases, choques en cadena, cortes de energía eléctrica y anegamientos en el nordeste de la ciudad.
 

La díficil situación generada por la caída de más de 160 milímetros de agua en pocas horas obligó a habilitar las instalaciones del club Newell’s Old Boys como centro de evacuación al no resultar suficiente el Batallón 121 del Ejército.

La tormenta anegó rápidamente calles y viviendas y los barrios más perjudicados fueron los ubicados en las zonas norte y noroeste, en especial el Industrial y Nuevo Alberdi.

El panorama no se presenta alentador, ya que el pronóstico meteorológico prevé que las precipitaciones continuarán hasta el viernes con distinta intensidad.

El secretario de Promoción Social municipal, Pedro Pavicich, evaluó que "la situación se presenta complicada" pero aseguró que "el estado sanitario de los evacuados es bueno en general, aunque se necesita ropa de abrigo, principalmente para los chicos".

El pedido incluye zapatillas, buzos y cualquier otra clase de indumentaria, la cual se recibe en la sede de la Central de Operaciones de Emergencias Municipal.

La tormenta causó cortes de energía eléctrica que afectaron a unas cinco mil personas aunque esta situación se fue normalizando durante la tarde.

En algunos sitios, como la sede central del Pami ubicada en el microcentro de la ciudad, hubo que paralizar las actividades debido a que llovía en su interior y el hall de entradas se inundó.

Lo mismo ocurrió con la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, donde el techo de policarbonato, que había quedado con fisuras después del granizo del 15 de noviembre pasado, dejó pasar importantes cantidades de agua.

También se anegaron las adyacencias del Hospital Carrasco, y el agua invadió el interior de ese centro asistencial.

La cantidad de personas que debieron dejar sus hogares no cesó de incrementarse durante todo el día, por lo que fueron desbordadas la instalaciones del Batallón 121 del Ejército Argentino y se debieron utilizar instalaciones del club Newell’s Old Boys.

Voceros de Defensa Civil afirmaron que al continuar la lluvia durante la tarde, los evacuados, autoevacuados y afectados ascendieron a unos 1.800, especiualmente de las zonas norte y nordeste de la ciudad.

Por su parte, el Ministerio de Educación santafesino decidió suspender las clases en seis escuelas a causa de los estragos que causó el temporal en los edificios.

Los edificios escolares tienen sus paredes electrificadas, techos rotos y aulas inundadas, mientras que otras escuelas están adecuando instalaciones para que también sean usadas como centros de evacuados.

En tanto, un vocero de la Prefectura informó que el río Paraná alcanzó hoy una altura de 5,06 metros, lo que obligó a declarar un alerta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios