www.diariocritico.com

Según analistas

UBS sale bien librada pero aún está lejos de la salvación

UBS sale bien librada pero aún está lejos de la salvación

El banco suizo UBS, que sufrió pérdidas astronómicas por la crisis, salió bien parado de su litigio con Estados Unidos, tras haber sido acusado de un monumental fraude fiscal, pero su supervivencia aún no está asegurada, estimaron este jueves analistas.El banco suizo UBS, que sufrió pérdidas astronómicas por la crisis, salió bien parado de su litigio con Estados Unidos, tras haber sido acusado de un monumental fraude fiscal, pero su supervivencia aún no está asegurada, estimaron este jueves analistas.

"Aún pende la espada de Damocles sobre UBS", advirtieron los expertos del Banco Cantonal de Zurich (ZKB).

Aunque Berna y Washington llegaron el miércoles a un acuerdo sobre el banco suizo, que por el momento salva el contencioso judicial de UBS en Estados Unidos, la entidad no está a salvo de nuevos procesos judiciales.

"Aún quedan puntos importantes por esclarecer", estimó Andreas Venditti del ZKB.

El número dos mundial de la gestión de fortunas escapó por poco a un largo y costoso proceso judicial, pero deberá revelar los nombres de 4.450 de sus clientes estadounidenses sospechosos de fraude fiscal.

Si la Confederación no cumple con los plazos impuestos por las autoridades estadounidenses, éstas podrían emprender un proceso civil, según Venditti. "¿Qué pasará en el caso en el que el IRS (fisco estadounidense) lance un proceso judicial" contra los contribuyentes sospechosos de fraude fiscal?, se preguntó Peter Thorne, del banco Helvea.

En ese caso, la entidad, que hasta el momento se libró de una nueva multa, ¿logrará evitar pagos adicionales? Y los clientes denunciados por el IRS, ¿podrán demandar aUBS?, cuestionó.

La salida completa del Estado helvético del capital de UBS, sobre el que posee una participación del 9% tras el plan de salvamento de octubre de 2008, lanza, no obstante, señales positivas.

Las autoridades suizas han encargado a "un consorcio bancario invertir los 332,2 millones de acciones en UBS que resultan de la conversión del préstamo a conversión obligatoria", según el comunicado difundido por el gobierno suizo el miércoles por la noche.

La Confederación también ha vendido los bonos del préstamo de conversión obligatoria a UBS por 1.800 millones de francos suizos (cerca de 1.700 millones de dólares; 1.200 millones de euros).

Vendiendo sus acciones a 16,50 francos suizos por título, Berna gana 7.300 millones, después de haber inyectado 6.000 en el banco suizo, es decir un beneficio de cerca de 1.200 millones (791 millones de euros).

El Banco Nacional Suizo estimó que la venta de la participación del Estado demostraba "la confianza del mercado en la capacidad de resistencia de UBS", mientras que el gendarme de los mercados financieros, el FINMA, indicó que el banco poseía "hoy una base de capital estable y sólida".

Pero el regreso de la confianza amenaza con ser largo. UBS, uno de los bancos más afectados en Europa por la crisis de las hipotecas de riesgo ('subprime'), perdió capital por valor de 39.500 millones de francos de los clientes que lo retiraron entre abril y junio. El banco suizo sufrió además una nueva pérdida neta de 1.400 millones de francos suizos en el segundo trimestre,

En la Bolsa de Zurich, los inversores reaccionaron positivamente a la venta de la participación estatal y el título de UBS ganaba un 4,42%, en un mercado que subía un 1,12% a las 14H34 GMT.

Los analistas temen también que el acuerdo entre Estados Unidos y Suiza abra la vía para futuras investigaciones contra otras entidades helvéticas y perseguir el secreto bancario, lo que pondría en cuestión el prestigio y la reputación del sistema bancario suizo.

"El desastre de UBS es una catástrofe para la plaza financiera suiza", aseguró el director del banco privado Edmond de Rothschild de Ginebra, Patrick Segal.

Para los analistas es un hecho que el secreto bancario en vigor desde 1930 no deja de estar en el punto de mira. "La esfera privada retrocede con cada incidente desde hace 30 años", constató Segal.

Las consecuencias podrían ser catastróficas para un sistema que en 2008, según los datos del Banco Central Suizo, gestionó 4,3 billones de francos suizos en activos, es decir, ocho veces el PIB del país, la mitad de ellos procedentes del extranjero.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios