www.diariocritico.com

El cual sería útil en zonas pobres que carecen de equipos costosos

Crea la Universidad Nacional Autónoma de México nuevo método diagnóstico para neurocisticercosis

Crea la Universidad Nacional Autónoma de México nuevo método diagnóstico para neurocisticercosis

Investigadores de la UNAM crearon un nuevo método para diagnosticar la neurocisticercosis, el cual sería útil en zonas pobres que carecen de equipos costosos para detectarla, como resonancia magnética o tomografía computarizada.

En un comunicado, la UNAM explicó que el grupo de científicos del Instituto de Fisiología Celular encabezado por José Luis Molinari Soriano desarrollaron el nuevo método de diagnóstico en un laboratorio con cerdos cisticercosos.

La investigación, publicada en la revista inglesa "Annals of Tropical Medicine and Parasitology" en 2004, se basa en la producción de antígenos en laboratorio, mediante ingeniería genética, para monitorear la evolución de un individuo enfermo.

Molinari Soriano explicó que el nuevo método no sustituye la resonancia magnética ni la tomografía computarizada, importantes en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, pero sería útil en regiones como la Sierra de Guerrero, donde no se cuenta con ese equipo especializado.

"En un hospital que carece de una infraestructura de imagen se podría hacer un diagnóstico acertado sólo con una muestra de líquido cefalorraquídeo de pacientes con cisticercos vivos y con los antígenos mencionados, lo que permitiría al médico decidir qué tratamiento específico aplicar", detalló.

La neurocisticercosis es considerada una de las enfermedades neurológicas más peligrosas; es provocada por larvas de "solitaria", que en estado adulto miden hasta 12 metros de largo y habitan en el intestino humano.

En México hay cinco millones de personas con cisticercosis, de las cuales casi 80 por ciento tiene alojados esos parásitos en el cerebro, que provocan desde dolores de cabeza, ataques epilépticos y en casos extremos hasta demencia y muerte.

La Secretaría de Salud reveló que tres de cada 100 personas con problemas neurológicos padecen neurocisticercosis, y una de cada 100 fallece por esa causa.

Las principales fuentes de contagio de la cisticercosis son los alimentos contaminados con huevos de "solitaria" provenientes de seres humanos con taeniasis, así como por la ingesta de carne de cerdo cisticercosa mal cocida.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios