www.diariocritico.com

El Banco de España subastará la caja manchega a finales de mes

Blesa, a la desesperada, quiere salvar el sillón comprando CCM

Blesa, a la desesperada, quiere salvar el sillón comprando CCM

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa intenta una maniobra a la desesperada para permanecer al frente de la Entidad. Aprovechando que un juez ha ordenado la suspensión cautelar del proceso electoral, intentará adquirir Caja Castilla La Mancha. La Ley de cajas de Madrid suspende la renovación de cargos en caso de fusiones o adquisiciones de otras entidades financieras.
El mandato de Blesa al frente de Caja Madrid terminó el pasado 29 de septiembre. La Consejería de Economía,  cuyo titular es José Antonio Beteta, tenía previsto sustituirle a finales de noviembre, una vez se hubiese celebrado la Asamblea General después de que cada organismo e institución hubiese elegido los consejeros representantes a la misma.

   Pero sucedió lo que no estaba previsto. El enfrentamiento que mantienen los denominados aguirristas y gallardonistas, que ha supuesto episodios tan vergonzosos como la guerra por la Comisión de Control llegando, en un momento determinado, a reunirse  los partidarios de ambos bandos por separado,  ha culminado a la hora de las interpretaciones sobre los consejeros que deben ir a la Asamblea en representación de la Casa Real.

   Resulta que los Estatutos de  Caja Madrid señalan que el Rey tiene potestad para designar consejeros que, en su nombre, participan en  el denominado "Monte de Piedad", el organismo anexo a Caja Madrid supuestamente de carácter benéfico y de quien depende la obra social. La nueva Ley de Cajas, aprobada por el parlamento regional, respeta tan representación. La Casa Real delega en las instuticiones representativas en  Caja Madrid, comunidad y ayuntamientos, la designación de sus representantes. Lo que ocurre es que la Ley no especifica la proporcionalidad exacta para cada una de las instituciones de esos representantes.

   Al  no existir acuerdo, el Ayuntamiento de Madrid decidió presentar recurso ante los tribunales, y el juzgado 60 de primera instancia de Madrid ha decidido suspender, de manera cautelar, todo el proceso, hasta que haya decidido sobre dicho recurso. Algo que puede durar varios meses.

   Es la maniobra que necesitaba Blesa para salvar el sillón. La segunda parte consiste en presentar una oferta por Caja Castilla La Mancha. El Banco de España decidirá, a finales de octubre, el futuro de la Entidad después de analizar las ofertas que se presenten en los próximos veinte días. Si Caja Madrid es la ganadora de este "concurso", deberá llevar a cabo un proceso de "concentración"  que aplazará, con carácter definitivo, la sustitución de Blesa quien tendrá, además, derecho a otro mandato de seis años.

   Blesa, para amarrar esta operación, ha decidido pactar con el Partido Socialista de Madrid para que cambie de actitud después de que Tomás Gómez haya aceptado las propuestas del Gobierno Regional para sustituir al Presidente de la entidad. Blesa ha llegado a ofrecer una vicepresidencia ejecutiva, incluso la dirección general a cambio del apoyo de los socialistas madrileños, que llevaría sujeto, también, el de los sindicalistas representados en el Consejo de Administración, UGT y Comisiones  Obreras.

   En el Partido Socialista de Madrid aseguran desconocer tal oferta. Mientras tanto, Blesa  quema sus últimos cartuchos para mantenerse en el sillón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios