www.diariocritico.com

Una 'macromanifestación' recorre Madrid para pedir la retirada de la nueva ley del aborto

La derecha social muestra el músculo al Gobierno

La derecha social muestra el músculo al Gobierno

> Aznar lamenta que Zapatero "pretenda convertir el aborto en un derecho"
> "A la derecha sólo le preocupa el aborto cuando gobierna la izquierda", asegura José Blanco
> Un ‘proaborto’ infiltrado entre los ‘provida’, por Alfonso Simón
>
Una cuarentena de asociaciones provida y religiosas han conseguido de nuevo convertir en Madrid en una muestra de fuerza social con ambiente festivo. Según el Gobierno regional, cuya presidenta Esperanza Aguirre asisitó a la manifestación, más de 1,2 millones de personas participaron este sábado en la protesta en contra del proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que prepara el Gobierno de Zapatero. 

 Dos millones de personas, según la organización, y 1,2 millones de personas, según la Comunidad de Madrid, secundaron hoy la manifestación convocada por 42 asociaciones civiles en Madrid en contra el proyecto de Ley del aborto del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

    Entre el más de medio centenar de representantes del Partido Popular presentes en la marcha estaban el ex presidente del Gobierno José María Aznar; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; el eurodiputado y ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. También asistieron representantes de varias confesiones religiosas, pero ningún obispo.

   Pasadas las cinco de la tarde, y con 21 grados de temperatura en el centro de Madrid, los miles de manifestantes comenzaron su marcha desde la Puerta del Sol con destino a la Puerta de Alcalá. El calor y la muchedumbre fueron los causantes de buena parte del más de medio centenar de atenciones sanitarias, la mayoría por mareos y bajadas de tensión.

Los manifestantes fueron tras dos pancartas con las leyendas 'Por la vida, la mujer y la maternidad. Cada vida importa', portada por los representantes de las 42 asociaciones convocantes, a cuya cabeza estuvo el presidente del Foro Español de la Familia (FEF), Benigno Blanco, y 'Mujeres contra el aborto', que llevan las periodistas Cristina López Schlichting, Isabel San Sebastián, Isabel Durán, María Pelayo y María López, fundadoras de la plataforma del mismo nombre, entre otras.

   Los asistentes llevaban carteles con las leyendas 'Zapatero: Tu madre dijo sí', 'No al aborto. Tengo 11 hijos', 'Mamá tengo muchas ganas de abrazarte' --bocadillo que sale de la foto de un feto--, 'Aborto exterminio silencioso: Gobierno culpable', 'Viva la madre que te parió', 'Aborto: el mayor genocidio pero ningún gobierno de España lo ha querido impedir', 'Luego diréis, que somos cinco o seis" o 'Paremos el holocausto del siglo XXI'. Los jóvenes y las chicas de 16 años eran los que más cantaban y gritaban: 'Aborto no, aborto no, vida sí, vida sí' y 'Tengo 16 y digo no'.

   Banderas de España, banderas con el logotipo de la manifestación y banderas rojas de Derecho a Vivir (DAV) dieron color a la marcha, junto a globos rojos y grandes pelotas DAV que pasaban de persona en persona, globos de otros colores de diversas asociaciones provida y globos de helio amarillo que sirvieron para elevar la pancarta gigante con el lema 'Cada vida importa' (de 60 por 20 metros).

   Muchos de los convocados vestían las camisetas oficiales de la manifestación, que habían adquirido previamente a tres euros (precio de coste). También hubo quien acudió disfrazado, como un joven que se visitó y se pintó la cara de negro y portaba un cartel que decía: 'No caigas en el lado oscuro'. Además, las organizaciones provida repartieron diverso material de sus asociaciones entre el público, como por ejemplo los 'Bebés-Aído', muñeco que representa un feto de 12 semanas.

   Para financiar la marcha, cuyo coste se sitúa alrededor de los 130.000 euros, los voluntarios pasaron 500 huchas entre los manifestantes y continuamente se animaba desde la megafonía a hacer donativos de un euro mandando un mensaje de móvil al 7745 con la palabra 'VIDA'.

 

   'Populares' contra la ley

Entre los asistentes también acudieron políticos 'populares' encabezados por la secretaria general, María Dolores de Cospedal que dijo a los periodistas que se vería si finalmentese aprueba la ley en el Congreso. Allí también estaban el ex ministro del Interior y eurodiputado Jaime Mayor Oreja, así como una treintena de diputados y senadores del PP, y el ex presidente del Gobierno José María Aznar. Su mujer, la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, "apoya la manifestación" pero no podrá asistir "por motivos personales". "Lo lamenta mucho", aseguraron fuentes municipales.

El ex presidente del Gobierno José María Aznar, quien se encontraba "muy a gusto" entre los mannifestantes, lamentó que Zapatero "pretenda convertir el aborto en un derecho".   "sten toda manifestación en defensa de la vida" porque "es un imperativo moral y un deber de conciencia y como ciudadano".

"He venido porque es mi deber de ciudadano y mi deber de conciencia es estar aquí", afirmó Aznar. "Estoy para que por lo menos mi voz, al igual que la de la mayoría de los ciudadanos, se oiga en contra de la reforma de la ley", subrayó el ex presidente del Gobierno.

Aguirre aseguró que la reforma es una "provocación" para "más de la mitad de España" que está en contra del aborto y que la manifestación de hoy en Madrid tiene como fin "denunciarlo". En declaraciones a la Cadena Cope la jefa del Ejecutivo madrileño señaló que se trata de una provocación y que, por tanto, hay que estar "muy serios". "No se puede frivolizar con algo tan grave como es este proyecto de ley que el señor Zapatero está impulsando", indicó.

Su consejero de Presidencia, Francisco Granados, adelantó la cifra de assitentes desde la propia manifestación a la Cope. "La Delegación va a dar una cifra muy inferior a la que estamos dando pero la realidad supera a cualquiera 'mentirijilla' que puede decir la Delegación y se ve en las imágenes de televisión", apuntó Granados, quien reconoció que no recuerda ninguna marcha con tanta aglomeración de gente... ni las que se realizaron "en materia antiterrorista".

Ley más garantista

El Gobierno considera que la nueva ley es más garantista y ofrece seguridad jurídica tanto a las mujeres que deciden abortar como a los profesionales médicos que practican la interrupción del embarazo, y ha calificado de hipócrita la actitud del PP ante la norma.

"A la derecha sólo le preocupa el aborto cuando gobierna la izquierda, como se puso de manifiesto cuando gobernaba Aznar y el Partido Popular que no derogaron la actual ley del aborto, que es una ley más permisiva y con menos garantías que el proyecto que se está tramitando en este momento", declaró el sábado el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios