www.diariocritico.com
El enigma de la presidencia europea

El enigma de la presidencia europea

La última sesión del Consejo Europeo, institución que reúne a los Jefes de Estado y Gobierno de los 27 países de la Unión, celebrado el pasado jueves y viernes, 29 y 30 de octubre, abrió sin duda de nuevo el debate o al menos la reflexión sobre quien ocupará el importante puesto de Presidente de Europea, cargo consagrado del nuevo articulo 15 del Tratado de Lisboa, y en los correspondientes artículos en el Tratado de Funcionamiento de la Unión. Sin duda esta es la gran novedad institucional, pues como se reconoce en dichos textos asume en su rasgo y condición la representación exterior de la Unión  y es por tanto la imagen visible de la gran articulación política europea en el contexto mundial.

El nombre del Presidente será hecho público en pocos días. Se anuncia ya un Consejo Europeo Extraordinario que tendría lugar a mediados de noviembre y en el que se haría publico este nombramiento y paralelamente el de Ministro de Asuntos Exteriores, llamado en el Tratado de Lisboa por influencia británica fundamentalmente, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, cargo que a su vez se convertirá en Vicepresidente del ejecutivo europeo (articulo 17.6 del Tratado de Lisboa).

De lo que se sabe del Consejo es que, Angela Merkel y Nicolas Sarkozy, han tratado este tema y probablemente ya lo tienen decidido. Ambos se reunieron en Paris en vísperas a la Cumbre y Nicolas Sarkozy, declaró que ya habían pactado “apoyar al mismo candidato”, mientras que por parte de la Cancilleria alemana se informa que seria alguien procedente de un país pequeño a diferencia de lo que pasara con el nombramiento del Ministro de Exteriores, que como tantas veces hemos dicho deberá pertenecer a uno de los grandes países europeos destacados en la Política Exterior, es decir, Reino Unido, Francia Alemania y en todo caso, Italia.

Venimos reflexionando sobre un criterio geográfico y un criterio político sin destacar el enorme peso que tenga un acuerdo entre Alemania y Francia sobre esta cuestión. Según el criterio geográfico, si el Sur esta cubierto por el portugués Barroso, Presidente de la Comisión, este por el Polaco actual Presidente del Parlamento, Jerzy Buzek, al que sucederá el socialdemócrata alemán, Martín Schulz,  y si a un británico se le nombra Alto Representante para los Asuntos Exteriores preferentemente el Ministro de Exteriores británico David Miliband,  o él propio Canciller de Oxford, Chris Patten, descartado el sueco Carld Bildt, queda claro que hay un área sin cubrir que seria desde Bélgica hasta los Países Nórdicos incluyendo los Bálticos. Por tanto el Presidente desde esta perspectiva sería belga, Holandés, Báltico, Danés o Sueco. Sobre el segundo criterio que es político parece que lo que ha señalado Nicolas Sarkozy, después de la reunión con Ángela Merkel es que, ha “será representante de un pequeño país”. Consideramos un pequeño país volviendo a enmarcarlo en el contexto geográfico señalado. Queda claro que puede ser Luxemburgo, o los Países Bálticos o Finlandia, pero también puede entenderse la referencia a que no sea uno de los cuatro grandes y por tanto entra los demás países del área geográfica que va desde  Bélgica hasta Finlandia. Si asumimos estas posiciones, el candidato mas claro podría ser Jean-Claude Juncker, uno de las figuras principales en la creación del Tratado de Maastricht, elegido primer Presidente del Eurogrupo y premio Carlomagno por su contribución a la creación de la Unión Europea. Se especula en último momento con el Primer Ministro Belga, Herman Van Rompuy, discreto trabajador y sobre todo eficaz y queda todavía en la recamara Jan Peter Ballkenende, el Primer Ministro Holandés con alto perfil europeísta y atlantista. La cuestión es si estos tres últimos candidatos vinculados al Partido Popular Europeo pueden obtener la Presidencia si como parece posible se había pensado en un primer momento articular un equilibrio entre los Populares y los Socialistas Europeos, siendo Barroso, Popular en su origen aunque su voluntad claramente manifiesta es la de colocarse en este mandato `por encima de los grupos políticos establecidos. En este supuesto tendría que ser un socialdemócrata el elegido. Pero hasta que punto la Canciller alemana y el presidente francés entienden que este seria el mejor candidato? La cuestión parece haberse resuelto del siguiente modo que el Ministro de Exteriores o Alto Representante, sea socialdemócrata y que el Presidente sea Popular. En este caso último el tandem Juncker/Miliband o Ballkenende/Miliband, parece el mejor situado

He escrito sobre que fuera una mujer (Diariocritico 24-10-2009), y esta idea la sugerio de nuevo e jueves el  Presidente del Parlamento Jerzy Buzek, a lo que la Canciller alemana respondía “que las únicas posibles podrían ser ella o la Presidenta de Finlandia Tarja Halonen, y que ninguna de las dos tenia interés en el cargo”. Quedan escasos días para la decisión, quizá el día 9, veinte aniversario de la caída del Muro de Berlín o el día 11, aniversario del armisticio que puso fin a la I Guerra Mundial sea el día escogido por Klaus para firmar el Tratado y depositar la ratificación y firma. Inmediatamente una Cumbre, posiblemente señalada para el 19 de noviembre podría hacer públicos los nombramientos de Presidente del Consejo y Alto Representante. Luego  habrá de resolverse otra cuestión compleja, el nombramiento de los Ministros Europeos o lo que es lo mismo el nombramiento el Colegio de Comisarios y consecuentemente el reparto de carteras del ejecutivo europeo presidido por Barroso y la preparación de su programa para presentarse ante el  exigente Parlamento Europeo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios