www.diariocritico.com
Guantánamo en España

Guantánamo en España

Según todas las encuestas de urgencia, una inmensa mayoría de los españoles no está de acuerdo con que nuestro país acoja a prisioneros que actualmente permanecen en Guantánamo, una base norteamericana en territorio cubano.
   
Barack Obama, que en su discurso de investidura hace año y pico se comprometió a acabar con Guantánamo, una provincia del infierno en que se cometían todo tipo de torturas y en la que se impedía que los prisioneros tuviesen derecho a una defensa… El argumento de los tiempos del presidente Bush, que compartía José María Aznar, eran rotundos: se trataba de terroristas talibanes o de miembros de Al Qaeda vinculados a los atentados del 11-S en Estados Unidos, y no se les debía aplicar la Convención de Ginebra sobre los prisioneros de guerra.

Pero como Obama es hoy quien manda en el mundo, y a España le toca  (como a Francia, Italia, Portugal, Irlanda, Eslovaquia y Hungría) echarle una mano a la Casa Blanca para que se deshaga de estos presos incómodos, y muchos de los cuales acaso sean inocentes, y que han sido trasladados hasta Guantánamo (en su mayoría desde Afganistán) sedados con “válium” y atados con correas en los asientos del avión…

Como dice la zarzuela…“¡qué trabajos nos manda el Señor!” Y qué complicadas son las relaciones internacionales y los equilibrios entre las potencias…y el querer quedar bien sin perder la dignidad.
    
En un principio iban a ser dos los prisioneros trasladados a España, pero ayer el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, rectificó y confirmó que van a ser cinco… No es que el número importe mucho…; lo que de verdad importa es el hecho… Y el hecho abre una gran polémica nacional que algunos estrategas gubernamentales en el manejo de la opinión pública verán con simpatía: mientras debatimos sobre Guantánamo o sobre las ayudas al cine o sobre los plazos del aborto… nos olvidamos del pozo negro de la economía y de los casi cinco millones de parados.
   
Podemos preguntarnos quién nos ha dado vela en este funeral de Guantánamo y qué tenemos que ver con esa operación truculenta. Pero la lucha contra el terrorismo es global, y el que manda es el que manda. Esta complacencia con los Estados Unidos, que reparten presos por el mundo para quitarse un problema de encima, también contiene una enseñanza de realismo… Y una lección de humildad.


Información relacionada:

>> ESCUCHE LA COLUMNA RADIOFÓNICA DE LUIS DEL OLMO:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios