www.diariocritico.com

Manifestaciones de sindicatos minoritarios también conmemoran el 1 de mayo

Unión Sindical Obrera (USO) se ha manifestado por las calles de Madrid para reclamar empleos "decentes" y una vida "digna", así como un movimiento sindical "amplio, fuerte, independiente y unitario".
La manifestación convocada por USO congregó a 2.500 personas, según el sindicato, y a medio millar, según la Delegación de Gobierno. La marcha partió de la confluencia de las calles de Príncipe de Vergara y Alcalá y terminó en los jardines de Eva Perón, en Manuel Becerra.

Durante el acto, el secretario general de USO, Julio Salazar, apeló a la unidad de los trabajadores y del movimiendo sindical español, en línea con lo que se está haciendo en Europa a través de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y en el mundo, con la nueva Confederación Sindical Internacional (CSI), creada el pasado mes de noviembre en Viena.

Salazar tampoco olvidó mencionar en su intervención a los trabajadores de Delphi, que estuvieron representados en el acto, recordando que las "conquistas sociales nunca fueron fáciles" y que hay que pelear por ellas.

Tras 121 años celebrando el 1º se mayo, el líder de USO subrayó que la necesidad que tienen los trabajadores de organizarse para defender sus intereses sigue siendo la misma "o incluso mayor".
 
"En nuestro país asistimos a la confusa ceremonia de celebración de tan buenos resultados en lo macroeconómico como tan desiguales e injustos en su plasmación social y laboral. Estamos en el país donde más horas se trabaja y peor rendimiento se tiene. Un país que dedica el mayor porcentaje de la OCDE a contratación estable, pero que tiene las mayores tasas de temporalidad, las mujeres desocupadas duplican a los hombres y los jóvenes e inmigrantes soportan los peores efectos de la precariedad", denunció Salazar.

En su opinión, la concertación social "sigue siendo la coartada del Gobierno y de la gran patronal para seguir cercenando" los derechos sociales y laborales de los trabajadores. "No estamos de acuerdo con cómo se están haciendo las cosas. El trabajo tiene que ser decente, no una moneda de cambio", enfatizó.

Además de ésta, en la de CNT se animó a los trabajadores a denunciar las condiciones laborales existentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios