www.diariocritico.com

Especial Elecciones mayo 2007 - Autonomías/Madrid


- Listas y candidatos -

Inicio | Chats | Opinión | Vídeos


Madrid
Presidente actual: Esperanza Aguirre (PP)
Composición del Parlamento en escaños (2003-2007):


Mayo 2003: PP: 55 - PSOE: 47 - IU: 9
Octubre 2003: PP: 57 - PSOE: 45 - IU: 9
__________________________________________
'Batalla' de Madrid: tormenta en un vaso de agua

Reconocen hasta en el Partido Popular, que Miguel Sebastián, el hombre que llegó en paracaídas -él mismo se ofreció para ir a un matadero que otros muchos rechazaron-, ha ido incrementando su prestigio y buena imagen a medida que ha ido saliendo de la clandestinidad absoluta hasta el relativo desconocimiento por parte de la opinión pública en el que hoy vive. Pero, claro, ante las elecciones municipales madrileñas, el que fuera director de la oficina económica de La Moncloa, principal asesor económico de Zapatero y, antes, defenestrado jefe de estudios del Banco Bilbao Vizcaya, no tiene nada que hacer.
Así de sencillo. Simplemente, sigue siendo una incógnita para la mayoría de los madrileños, mientras Alberto Ruiz Gallardón está en la cúspide de la popularidad... sin contar con que llegó el momento de las grandes inauguraciones, que harán, espera el dinámico edil, que los ciudadanos olviden los muchos sufrimientos, no todos imprescindibles, que el ‘estado de obra permanente’ les ha hecho padecer.
Además, Sebastián no tendrá la ayuda de IU, menos unida que jamás, ni tampoco contará, dicen las encuestas, con el inexistente tirón de Rafael Simancas en la Comunidad. Porque, de manera inexplicable para muchos, Zapatero resolvió –el partido en Madrid pinta bastante poco- mantener a Simancas a pesar del desgaste sufrido en el fiasco de 2003, cuando el candidato socialista se veía ya presidente de la Comunidad madrileña y se encontró, de pronto, con la traición -todavía hoy, insuficientemente explicada- de dos trásfugas que dieron al traste con sus planes.
Lo que ocurre es que el adusto Simancas se retrató bastante en los días en los que se vio con el poder en la mano: amenazó a los que estaban en Caja Madrid y en Telemadrid, dejó escapar ribetes de autoritarismo y prometió zanahoria abundante al amigo y palo sin misericordia al rival. Lo que ocurrió después ya se sabe: se quedó sin presidencia, perdió las elecciones repetidas, las heridas siguen sin cerrar y la sombra de una corrupción urbanística galopante en la capital y en los pueblos de la CAM se ha extendido sobre las conciencias. Claro que todo indica que ni una ni otra parte van a ser quienes tiren la primera piedra de la denuncia a gran escala, porque nadie parece estar del todo libre de pecado.
Ningún sondeo concede a Simancas la posibilidad de arrebatar la mayoría absoluta a Esperanza Aguirre, que se mueve segura de su popularidad y como si no albergase la más mínima duda sobre su triunfo en las urnas de mayo unas urnas que elegirán a nueve parlamentarios más a consecuencia del aumento de la población. Para colmo, las peleas intestinas en el aliado de los socialistas, Izquierda Unida, amenazan con cooperar no poco a una elevada abstención en las filas de la izquierda.
Y eso que no todo es paz en el PP madrileño. Las diferencias entre los dos vicepresidentes de la CAM son más que públicas, lo mismo que entre el vicepresidente primero, Ignacio González, y algún consejero de peso.
Pero todo lo tapa el carisma de la presidenta, Esperanza Aguirre, que muestra cada día su ausencia de complejos ideológicos y pasa por encima de rivalidades internas. Ni siquiera esconde, cuando no quiere hacerlo, su antipatía por el ambicioso Ruiz Gallardón, un hombre que difícilmente admite que alguien le haga sombra. Y Aguirre se la hace.
En la sede de la Puerta del Sol, el emblemático 'kilómetro cero' hoy en estado de obras y prácticamente intransitable, se han manejado encuestas que aseguran que la siempre sonriente 'Espe' es ahora el personaje más popular entre los 'populares', valga la redundancia. Mas que Mariano Rajoy, Acebes, Zaplana o que el mismísimo José María Aznar. Más, desde luego, que Ruiz-Gallardón, a quien muchos madrileños ven como un recaudador insaciable aquejado de un cierto faraonismo.
Claro que Aguirre es lo suficientemente inteligente como para conocer sus limitaciones. Ni siquiera sus más íntimos han oído de la presidenta madrileña que aspire a presidir algún día el PP. Ni su extracción social, ni sus carencias culturales, ni el aire excesivamente conservador que da a sus planteamientos de fondo -aunque ahora trate de corregirlo-facilitarían que subiese el peldaño que la convirtiese en aspirante al sillón de La Moncloa. Además, en ese ascenso se encontrará con Rajoy, con quien mantiene unas magníficas relaciones.
No; los políticos con larga trayectoria en las estructuras madrileñas rara vez superan el listón de lo regional. Porque, curiosamente, Madrid no da grandes políticos. Y eso vale para los populares, para los socialistas y para los de Izquierda Unida.
El nivel de la campaña que viene no será, como siempre ha venido ocurriendo, demasiado alto. Total, para qué, si las cosas van bien, la economía crece y a nadie parece preocuparle el deterioro del medio ambiente...
__________________________________________
Candidato PP:
Esperanza Aguirre

Candidato PSOE:
Rafael Simancas
-Lea el chat realizado con Simancas-

Candidato IU:
Inés Sabanés
-Lea el chat realizado con Sabanés-

Inicio | Chats | Opinión | Vídeos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios