www.diariocritico.com
Rubalcaba y Cospedal y sus `repugnantes'

Rubalcaba y Cospedal y sus `repugnantes'

   El caso Gürtel ha tenido en las últimas horas algún rifirrafe llamativo y áspero, como el que ha enfrentado dialécticamente a Cospedal y a Rubalcaba, enzarzados ambos por la irrupción en escena de Álvarez Cascos, el primero en atacar presuntas actuaciones policiales. Cospedal ha seguido los pasos a su antecesor en el cargo, el ex secretario general del PP, Álvarez Cascos, y ambos secundados por otro personaje del partido, Javier Arenas, todos ellos alineados con la presunta inocencia del tesorero Luis Bárcenas. Y frente a Bárcenas, los dirigentes del PP coinciden en atacar a determinados policías o sindicatos policiales, a quienes ven autores interesados de los testimonios que el magistrado Pedreira ha reunido en su sumario sobre la trama de Gürtel.

   Cospedal había insistido, como lo hiciera Cascos, en presuntas irregularidades en la instrucción y había criticado a Interior por no investigar suficientemente esa instrucción, a su juicio viciada en origen con pruebas "prefabricadas". Rubalcaba replicaba ayer, a cara de perro, a quienes habían lanzado esos ataques contra los policías, y acusaba a la dirección del PP de querer defenderse arremetiendo contra quienes el PP ha llamado "la policía de Rubalcaba". De manera que vemos de nuevo al PP decidido a lanzarse contra una supuesta conspiración contra el principal partido de la oposición, ataque del que también volvía a participar este fin de semana el presidente Mariano Rajoy al acusar a Zapatero de querer destruir al PP. El propio Rajoy ha instado al PP a airear casos de corrupción que afecten al PSOE, y en esa tarea encajan estas acusaciones... Todo lo cual, viene a contradecir las propias versiones del PP según las cuales los promotores de la trama Gürtel no eran del PP sino gentuza que quería aprovecharse del PP...

   Lo cierto es que, en ese nuevo contraataque del PP, el Gobierno, Rubalcaba y la policía son los centros de ataque, prácticamente como sucediera hace unos años cuando la inventada conspiración originada por el ataque a los trenes de cercanías del 11-M. En este caso, Cospedal se ve en la obligación de explicar lo que hacía Correa en el PP, defendiendo a sus compañeros de partido Cascos y Arenas. Nuevamente, Cospedal se ve en la necesidad de defender al partido del que es "segundo mando, aunque no parece que disponga de pruebas suficientes para hacerlo, al igual que le sucedió el pasado verano, cuando arremetió contra presuntas escuchas de las que sería víctima el PP. Cospedal parece entusiasmarse con tarea de defensora a ultranza del partido contra cualquier eventual enemigo exterior, sea Gobierno, Rubalcaba o los sindicatos policiales.

   Rubalcaba ha replicado hablando de que Cospedal lo que hace es defender a "los repugnantes del PP", es decir, a los militantes del partido alcanzados por el escándalo. "El PP defiende a sus repugnantes atacando a la Policía", ha contraatacado Rubalcaba. Y es probable que la controversia esté empezando a ceder. El PP acaba de encontrar otro eventual personaje socialista al que atacar, el presidente del Congreso, José Bono, a quien reclama que dé explicaciones sobre un eventual incremento "sensible" de su patrimonio personal y familiar...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios