www.diariocritico.com
ZP me lo dio; ZP me lo quitó

ZP me lo dio; ZP me lo quitó

El presidente del Gobierno ha tenido que rectificar y pondrá en marcha las medidas de reducción del déficit que no ha querido tomar antes por ideología, por cabezonería y por prepotencia. Ahora, obligado por la Unión Europea, Obama, los mercados y hasta el primer ministro chino, Zapatero ha anunciado un ajuste de las cuentas públicas que recaerá en las partidas y en las personas que siempre dijo que no tocaría. Ya saben en eso que ha llamado las políticas sociales. Resulta que al final el grueso de la reducción la van a pagar los pensionistas y los funcionarios, la dependencia, la inversión en infraestructuras, el cheque bebé y algo la ayuda al desarrollo. Además, no descarta subir más los impuestos. No piensa tocar sin embargo, las subvenciones a los partidos políticos, a la patronal o a los sindicatos que sumaron sólo a estos últimos el año pasado 200 millones de euros. Tampoco está dispuestos a suprimir ministerios como le ha recomendado Rajoy y algún otro partido, ni altos cargos, ni los cientos de millones que se van por el sumidero de la subvención y del despilfarro.

   Lo más sorprendente de la intervención de Zapatero son las explicaciones que ha dirigido a los colectivos que van a pagar su inacción y su irresponsabilidad el coste de sanear las cuentas públicas. Se resume en Zapatero te lo dio, Zapatero te lo quita. Resulta que el presidente le ha dicho a funcionarios y pensionistas para exigirles ahora el ajuste de sus salarios y pensiones que se puede hacer porque gracias a él en los años de su gobierno han experimentado subidas importantes de sus remuneraciones. Las pensiones mínimas, por ejemplo, el 24 por ciento. Hay que echarle valor para decirle a un pensionista con poco más de 200 euros que ahora le toca devolver lo que había conseguido que le subieran, que ahora su miseria puede ser mayor, porque ha disfrutado en los años pasados de unos euros de más.

   Zapatero ha virado y está bien. Pero cuidado porque no ha entrado en las reformas que como la del mercado laboral son imprescindibles para generar empleo y así más ingresos. Ni una palabra ni una acción para los 4,6 millones de parados. El ajuste, de momento, recae sobre los más débiles y nada de nada de apretarse los políticos el cinturón. La crisis la van a pagar los de siempre. ¿Tenían alguna duda?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios