www.diariocritico.com

El primer ministro transalpino dejó solo al español en rueda de prensa

Una prensa italiana harta de Berlusconi defiende a Zapatero, que pudo generar el 'incidente'

Una prensa italiana harta de Berlusconi defiende a Zapatero, que pudo generar el 'incidente'

Su país sigue alterado tras la aprobación de la llamada 'ley mordaza', otra acción restrictiva más hacia los medios

La prensa italiana, que acaba de ver cómo se aprobaba la llamada 'ley mordaza', que impide las escuchas policiales a sospechosos de delito y también su divulgación en los medios de comunicación bajo amenaza de graves penas, fija su atención este viernes en Berlusconi y el incidente con Zapatero. Incidente que consistió, ya saben, en dejar solo al presidente español en plena rueda de prensa.
Los medios del país transalpino critica duramente el comportamiento del primer ministro del país, Silvio Berlusconi, por 'abandonar' a Zapatero al final de la rueda de prensa conjunta que celebraron el jueves en la sede del Gobierno de Roma.

El diario 'Corriere della Sera' tituló 'Berlusconi abandona a Zapatero', mientras que 'La Repubblica' habló de 'Descortesía de Berlusconi a Zapatero'. En realidad, según fuentes del Ejecutivo italiano, el incidente fue fruto de un malentendido, puesto que lo previsto era que abandonaran juntos la sala tras las preguntas y luego volviera solo Zapatero.

Previamente al inicio de la rueda de prensa, los servicios de protocolo habían explicado a los informadores que Berlusconi y Zapatero saldrían los dos a dar la rueda de prensa. Después, los periodistas podrían hacerles dos preguntas, pero excluyendo cuestiones sobre la reunión que Zapatero celebró con el Papa, ya que éstas las respondería posteriormente el presidente español ya en solitario.

Sin embargo, cuando ambos mandatarios terminaron sus intervenciones, Berlusconi dijo que dejaba a Zapatero para que contestara a las preguntas que los periodistas querían hacerle sobre el Vaticano.

Antes de abandonar la sala, Berlusconi no renunció a su habitual sentido del humor y dijo que se despedía de Zapatero "como se despide a un santo, ya que habiendo apenas sido bendecido por el Papa se halla en una situación de absoluta gracia".

A continuación salió de la sala, donde Zapatero se quedó indeciso unos momentos antes de seguirle y salir también él. Poco después, una vez retirada la bandera italiana, el presidente del Gobierno volvió a comparecer para responder a las preguntas de los periodistas pero ya en solitario.


 - Lea también:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios