www.diariocritico.com

Y reestructurar las consejerías del Gobierno

El PP apuesta por reducir a la mitad los altos cargos

El PP apuesta por reducir a la mitad los altos cargos

 El presidente del PP en Cantabria, Ignacio Diego, se comprometió este viernes a reducir a prácticamente la mitad el número de altos cargos de la Administración autonómica si regresa al Gobierno regional tras las próximas elecciones de 2011.

 

 

 

 

 

Esta reducción "drástica" iría acompañadas de una reestructuración del Gobierno de Cantabria, que pasa por un nuevo diseño de consejerías en que se redistribuirían las competencias, reduciendo en dos el número de departamentos.

   Esta remodelación también afectará al sector público empresarial, al que el PP quiere devolver a las dimensiones "razonables" que tenían en 2003, cuando los 'populares' salieron del Gobierno de Cantabria y había 32 empresas frente a las 67 que hay en la actualidad.

   El presidente del PP presentó en rueda de prensa estas propuestas, que justificó en la "hipertrofia" de la Administración regional desde la llegada de los socialistas al Gobierno regional tras su pacto con el PRC.

   Esta reorganización es una "necesidad urgente" ante la situación de crisis económica y pretende evitar la "dispersión de funciones" y la "duplicidad" en las competencias" por el aumento de entes, de direcciones generales y la creación de subdirectores generales, sin que estos nuevos altos cargos hayan supuesto un incremento en las prestaciones y servicios.

    Diego tachó de "falso" el argumento del Gobierno de Cantabria de que el ahorro económico que se obtendría reduciendo las dimensiones de la Administración sería pequeño.

   Al contrario, el presidente del PP considera que resultaría "considerable", y puso como ejemplo el coste de personal en las empresas públicas, que ha pasado de los 6 millones de euros de 2003 a los 63 millones en la actualidad.

   En su opinión, se produciría un "ahorro significativo" que hubiera evitado los recortes en prestaciones de un "gobierno antisocial". Diego criticó además las dificultades para el control y la coordinación en la gestión pública.

NUEVO MODELO DE ADMINISTRACIÓN

   En concreto, el PP quiere reducir de 105 a 54 el número de altos cargos, es decir, consejeros, directores generales, subdirectores generales y jefes de gabinete y cargos asimilados a estos. Aquí se contempla la supresión de las subdirecciones generales, dejando a los directores generales la dirección política y apostando por la figura de los funcionarios Jefes de Servicios para la dirección técnica.

   "Nuestra propuesta incide en la filosofía de potenciar la figura del personal propio de la administración regional, buen conocedor de la función pública", explicó.

    Y en el conjunto de la Administración, se quiere reducir las consejerías de las diez actuales a ocho, que podrían incluso quedarse en siete, para lograr un Gobierno "más eficaz y mucho menos costoso".

   Así, el modelo diseñado por el PP incluiría las siguientes ocho consejerías: Presidencia y Justicia, Economía y Empleo, Fomento; Industria, Turismo e Innovación; Medio Ambiente y Ordenación del Territorio; Sanidad y Asuntos Sociales; Educación, Cultura y Deporte; y Ganadería, Pesca, Montes y Medio Rural.

   Diego no cuantificó el ahorro que supondría esta reorganización, pero señaló que es "considerable".

   El presidente del PP calificó de "insostenible que una Comunidad autónoma uniprovincial tenga una auténtica maraña de Unidades de gestión de difícil coordinación y peor control, con una auténtica legión de cargos directivos con competencias escasas o sumamente parciales".

   "Uno de los grandes problemas que afectan a la sostenibilidad de las finanzas públicas de Cantabria ha sido el crecimiento exponencial del número de entes públicos adscritos a la administración regional", añadió.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios