www.diariocritico.com

DOSSIER. Los desequilibrios territoriales en España

A más riqueza, menos funcionarios; a menos progreso, más burocracia

A más riqueza, menos funcionarios; a menos progreso, más burocracia

El mapa de la burocracia en España es inversamente proporcional al de la generación de riqueza. Aquellas comunidades autónomas que lideran la renta y el producto interior bruto per cápita, que exportan más y donde hay menos desempleo son las que tienen menos funcionarios en la administración pública, sea estatal, autonómica o local.

Así, Cataluña (12,8% de la población activa), Baleares (14,5%) y Comunidad Valenciana (13,8%) están muy por debajo de la media española, situada en el 17,7%. Es decir, que en el conjunto de España uno de cada seis trabajadores en activo trabaja en la Administración. Las otras regiones motores de la economía española, como Madrid (17,4%), y Euskadi (17%) prácticamente se encuentran en la media.

En cambio, la España menos desarrollada da más ocupación pública. Extremadura bate el récord con el 30,8%. Es decir, que prácticamente hay un miembro de cada familia colocado en un empleo público. En Andalucía, las administraciones ocupan al 19,9% y en Castilla-la Mancha, al 22,2%.

Otras comunidades que superan la media española son Castilla y León (21,8%), Galicia (21,2%), Asturias (21%) y Aragón (20,5%). No hemos contado las ciudades autónomas de Melilla (58,8%) y Ceuta (49%) porque su composición demográfica ha venido siempre determinada por la alta presencia de personal militar, aduanero y de policía de fronteras.

El número de empleados públicos en Cataluña asciende a un total de 164.808, de los que 108.042 son hombres y 56.766 son mujeres. Por colectivos tenemos que 67.304 pertenecen al mundo de la docencia, 35.896 al ramo sanitario, 32.201 a la administración y servicios, 16.085 a los cuerpos de seguridad, 6.929 a la administración de justicia, 3.410 a otras instituciones sanitarias, 2.463 son bomberos y también hay 520 agentes rurales.

Si utilizamos como variable comparativa el nivel de desempleo, la correlación población ocupada=baja tasa funcionarial se confirma. Así, mientras que Cataluña tiene 17,9% de población desocupada,  Madrid 16,2% y Euskadi, 10,9%. En el otro extremo de la balanza, Andalucía, con 27,2%, Extremadura, 23,5% y Castilla-la Mancha, con 21,6%, lideran el paro a nivel español.

Otro aspecto de la economía que confirma la afirmación del titular “A más riqueza, menos funcionarios; a menos progreso, más burocracia” es el volumen exportador. Las comunidades más dinámicas son, a la vez, las que venden más al exterior. Cataluña ostenta el liderazgo, con unos 40.000 millones de euros de media anual como valor de exportación del total español. Destacan también Madrid, con 30.000 millones de euros, y la Comunidad Valenciana, con unos 15.000 millones.

Como constraste a la España más innovadora y dinámica que mueve el sector productivo español se encuentra la España que vive en gran parte de los subsidios. Sean europeos o españoles. Hasta 2006 las regiones que estaban por debajo del 75% de la renta media de la Unión Europea eran acreedores del llamado objetivo 1. Quedaban fuera todas las regiones más desarrolladas, aunque curiosamente no Valencia. Además, el Gobierno español compensa el desempleo agrario con el llamado Plan de Empleo Rural (PER), del que se beneficiarán este año a cerca de 40.000 trabajadores agrarios en Andalucía y Extremadura. Para ser perceptor de las llamadas “peonadas” hay que acreditar haber trabajado 35 días, requisito que ahora se rebaja a 20.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios