www.diariocritico.com
Más subidas de impuestos

Más subidas de impuestos

"De noche, la distancia / parece sólo oscuridad, tiniebla…/ El mundo se ha apagado”. Versos de ese gran poeta que fue Pedro Salinas. Agosto es un buen mes para la poesía, cuando los políticos andan escondidos aprovechando los últimos minutos de tranquilidad que les van a quedar en esta legislatura. No se sabe lo que leen los presidentes del Gobierno –alguno no leía nada- ni si tienen en la mesilla ensayos, novelas, libros de economía o de poesía. Falta le haría a Zapatero aunque no sean éstos tiempos para la lírica, cuando de noche, “la distancia” con la recuperación “parece sólo oscuridad, tiniebla”.

El único ministro activo del Gobierno –mientras todos andan desaparecidos, lo cual no es una mala noticia, sólo José Blanco no para- no debe tener mucho tiempo para leer. Anda enredado y enredando  con las encuestas –malas, muy malas-, los candidatos –cada día crecen los problemas en más comunidades autónomas- y las infraestructuras. Prometió oro, incienso y mirra a todos los presidentes autonómicos, pero Europa le obligó a recortar y ahora anda repartiendo AVEs a baja velocidad, y acaba de dar un aviso a navegantes. Zapatero y él andan diciendo que a lo mejor sacan unos cientos de millones de euros del cajón de los recortes para reavivar obra pública, pero no es que hayan descubierto un cajón secreto. Muy al contrario, el dinero acaba saliendo siempre de un único bolsillo, el de los contribuyentes. Blanco acaba de decir que los impuestos en España son “muy bajos” y que hay que “homologarlos” con la media de Europa para lograr servicios e infraestructuras “de primera”. No hay dinero en las cajas de los ayuntamientos ni de las comunidades autónomas ni del Gobierno y, por lo tanto, hay que recurrir a sacarlo del bolsillo de los contribuyentes. No se van a contentar con la subida del IVA, que está teniendo efectos negativos en la economía, y van a sacar más dinero a los ciudadanos. 

El último cuatrimestre del año promete malas emociones con esa subida de impuestos, el paro creciente, la inflación, una presumible subida de los tipos de interés, la huelga general, el casi imposible compromiso de reducir el déficit público, una recuperación que no llega y una dificilísima negociación de los Presupuestos para 2011, porque el PNV quiere contrapartidas políticas imposibles, aunque a lo mejor se las dan.

Mientras las vicepresidentas Salgado y De la Vega siguen desaparecidas, el delfín de la primera, José Manuel Campa, confirma que el objetivo “primordial” e “incondicional” del Gobierno sigue siendo cumplir con el compromiso de reducir el déficit fiscal –aunque Zapatero, en el fondo, quiera lo contrario-, por lo que habrá “nuevos ajustes”, dice, si la economía empeora. No se si, como decía Salinas, “el mundo se ha apagado”, pero no se puede andar haciendo cosmética todo el día cuando lo que se precisa es hacer política con mayúsculas. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios