www.diariocritico.com

La ley de inmigración en Arizona sigue generando protestas en el béisbol

Las protestas contra la ley de inmigración de Arizona y peticiones al comisionado del béisbol profesional de las Grandes Ligas, Bud Selig, para que no se celebre el Partido de las Estrellas del 2011, en Phoenix, tuvieron esta vez como escenario la capital de la nación.

La llegada de los Cascabeles de Arizona para jugar una serie de tres partidos frente al equipo local de los Nacionales de Washington generó que cerca de medio centenar de personas protestasen a la entrada del estadio "Nationals Park" y también dentro algunos lograron saltar al diamante para interrumpir el juego.

El mensaje no fue otro que exhortar a Selig para que decida trasladar el Juego de Estrellas del 2011 a otra sede que no sea Phoenix (Arizona), algo que hasta el momento no entra en la agenda del comisionado, que argumenta que se trata de un asunto "político".

Los activistas han estado pidiéndole a la máxima autoridad del deportes pasatiempo nacional en Estados Unidos que con su implicación y decisión la ley que se conoce como la SB1070 sea retirada y no se endurezcan las medidas para controlar la inmigración ilegal en el estado.

La cadena de personas que saltaron el diamante del National Park comenzó en la parte baja de la quinta entrada cuando un hombre lo hizo por las gradas del jardín izquierdo y corrió al derecho después de que abridor novato Stephen Strasburg, el lanzador de Washington, bateara una rola al torpedero para el primer "out".

Cuando los guardias de seguridad estaban a punto de someter al hombre, una mujer saltó al campo desde los asientos del jardín derecho.

Entonces, en perfecta coordinación, Ambos corrieron por el terreno, reuniéndose en lo profundo del jardín central y el derecho antes de que el personal de seguridad los capturaran.

De nuevo, cuando estaban siendo escoltados para sacarlos, un hombre y una mujer que sostenían una pancarta en protesta por la realización del Juego de Estrellas en Arizona corrieron al jardín derecho.

Antes de que pudieran mostrar la pancarta, un guardia de seguridad se las arrebató y derribó a uno de ellos.

Cuando estaban siendo puestos bajo custodia, una sábana que decía "Bud Selig mueva el Juego de Estrellas, no SB 1070" fue desplegada sobre las gradas del jardín central.

Mientras los manifestantes que introdujeron la pancarta eran sacados del terreno, los elementos de seguridad retiraron la manta del jardín central.

Todas estas acciones y trabajo extra del personal de seguridad obligó a que el juego tuviese que ser demorado por varios minutos, hasta volvió la normalidad en el diamante.

Antes del partido, cerca de 40 personas protestaron frente al estadio de los Nacionales. Una manta que decía lo mismo que la desplegada dentro del estadio fue extendida en un estacionamiento, pero las autoridades la retiraron rápidamente.

Los manifestantes se reunieron frente a las puertas del jardín central al mediodía y caminaron brevemente en círculo, antes de que el personal de seguridad les retirara a una calle adyacente.

Los manifestantes repartieron volantes y portaban pancartas --algunas en español y otras en inglés--, al tiempo que coreaban: "¡Hey, béisbol, enfrentémoslo: Arizona es racista", y "Hey, Bud Selig: ¡Cambia la sede!".

Las protestas realizadas en Washington han sido las últimas de las muchas que se han dado ya a través de todos los campos de los equipos del béisbol profesional de la Liga Nacional a donde llegan los Cascabeles, la franquicia que tiene su sede en Phoenix.

El equipo también han defendido que su organización no tiene nada que ver con la nueva ley de inmigración y que dentro de la misma no hay ningún tipo de discriminación contra los peloteros y personal latinoamericano que trabajan con ellos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios