www.diariocritico.com
La Selección Mexicana cae 2-1 ante Ecuador en el estadio Omnilife

La Selección Mexicana cae 2-1 ante Ecuador en el estadio Omnilife

Si México pensó que Ecuador vino para asumir el papel de comparsa en los festejos del bicentenario, muy pronto se desengañó. La fiesta se amargó tras la derrota 2-1 frente el combativo rival, que se olvidó de los inconvenientes del pasto sintético, puso velocidad y ensombreció el debut en el banquillo del timonel interino Efraín Flores.

Las anotaciones fueron de Christian Benítez, al minuto uno, y de Jaime Ayoví, al 58. El zaguero Luis Checa marcó autogol al 40 de acción.

Como un mazazo en la cabeza recibió el Tri la anotación a escasos segundo del silbatazo inicial, cuando Benítez aprovechó un buen servicio –tras mal despeje de Carlos Salcido–, el atacante del Santos Laguna franqueó la zaga, dejó derribado a Héctor Moreno y fusiló con disparo que pasó entre las piernas del portero Guillermo Ochoa.

Todavía la gente no acababa de instalarse en el graderío del flamante estadio Omnilife –que al final quedó con muchos asientos vacíos–, cuando el tablero ya reflejaba el eficaz madruguete de los ecuatorianos.

Javier Chicharito Hernández respondió con un remate de cabeza que se fue por encima. El Tri luchaba por reaccionar y generó una excelente opción cuando Gerardo Torrado dio un pase lateral y corto a Carlos Vela, pero el jugador del Arsenal inglés increíblemente echó su disparo a un lado.

Ochoa también salió del letargo ante la amenaza constante de Benítez, quien en un par de ocasiones le exigió aplicación máxima para desviar o contener. Al ataque, México estaba limitado por una defensa atenta y bien plantada. Pablo Barrera debió echar mano de toda su velocidad para llegar casi hasta la línea de fondo y mandar centros al área que nadie pudo capitalizar.

Ecuador tuvo otra ocasión importante cuando al minuto 30 Antonio Valencia centró hacia segundo poste, donde Luis Checa remató con la cabeza a un lado.

Al minuto 36, Barrera, quien ya traía un pleito particular con Christian Noboa, aplicó un par de puntapiés al ecuatoriano, los cuales no vio el silbante Walter Quesada; el árbitro en cambio sí observó la respuesta de Noboa y le mostró el cartón amarillo.

Entonces apareció la buena estrella del Chicharito Hernández, quien avanzó sin acompañamiento por el carril derecho, envió un centro que Checa desvió hacia su propia meta y sólo así México logró emparejar la cuenta.

Al final del primer tiempo y comienzos del segundo, el Tri recibió un par de cartones amarillos para Rafael Márquez y Torrado. La desconcentración de los locales volvió a ser notoria frente a Benítez, que de nuevo se perfilaba a velocidad y tuvo que aparecer Giovani dos Santos para desarmarlo, aunque de todas maneras nadie tuvo capacidad para evitar el segundo gol de la visita, al minuto 58.

Valencia encaró a Héctor Moreno y Salcido; con una finta los engañó y filtró el esférico para el arribo de Jaime Ayoví, quien definió tranquilo, con la parte interna del pie derecho y el esférico entró a la izquierda de Ochoa.

Salcido hizo un intento con un tiro de larga distancia, pero el portero Máximo Banguera se estiró y resolvió con brillantez, en tanto en la banca Flores daba instrucciones y actividad al Chuletita Orozco, quien ingresó y puso un gran servicio al Chicharito, pero Checa lo atropelló y despertó los reclamos en las tribunas, donde pedían penal; sin embargo, el silbante nada marcó.

Flores mandó a la cancha a Efraín Juárez, Elías Hernández y Enrique Esqueda. Los jóvenes derrocharon entrega, pero Reinaldo Rueda, técnico ecuatoriano, también hizo movimientos, aguantó la ventaja obtenida y ubicó bien a sus dirigidos, que sortearon los embates cada vez más desesperados e infructuosos del Tri, con lo que los sudamericanos lograron su segunda victoria sobre la selección mexicana en la historia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios