www.diariocritico.com

El tripartito de izquierdas y catalanista gana en Cataluña

El tripartito mantiene Cataluña, CiU pierde Tarragona y aparecen un partido xenófobo y la izquierda independentista

El tripartito de izquierdas y catalanista ha obtenido la victoria en las elecciones municipales de esta autonomía. CiU ha mantenido con fuerza sus posiciones aunque ha cedido algún baluarte como Tarragona. El PP ha aguantado también contra viento y marea. ERC e ICV han experimentado incrementos de voto a pesar de que han perdido posiciones en muchas ciudades grandes y medianas.

Estos resultados se han producido por la irrupción incontestable del fenómeno de la inmigración, que ha marcado a fuego el debate y que explica algunos vuelcos importantes. Cono telón de fondo, la abstención que tiñe todos los datos y que puede ser interpretada de muchas formas.

En Barcelona, la capital catalana, la fotografía muestra la gran pugna entre PSC y CiU. El partido socialista ha conseguido, con Jordi Hereu mantener la alcaldía  con 14 concejales, pero deberá volver a negociar con los socios pequeños del tripartito, ICV e ERC. La novedad es que Xavier Trías ha mejorado y mucho su posición, pasando de los 9 a 12 concejales. En tercer lugar sigue el PP que ha mantenido sus siete concejales. Al fondo ICV y ERC pierden un concejal en cada caso con lo que notan el castigo de su presencia minoritaria en el tripartito de la Generalitat.

En las otras capitales de provincia catalanas el PSC sale bien parado. En Tarragona el futuro alcalde será socialista, Josep Felix Ballesteros, con 13 concejales sobre los 9 que tenía ha conseguido desbancar a CiU de la única capital de provincia que tenían los nacionalista moderados aunque en coalición con los conservadores del PP. CiU ha perdido dos concejales y ha quedado en 8, seguida de los 4 del PP y de los 2 de ERC, mientras que ICV desaparece del mapa en esta ciudad.

En Lleida victoria absoluta del PSC con Ángel Ros, un alcalde joven que ha impulsado la renovación del partido en la Cataluña interior, el partido ha pasado de 10 a 15 concejales. En segundo lugar ha quedado CiU con 6 concejales y pierde uno. El PP pasa también de 4 a 3 escaños y ERC queda con dos y pierde uno y ICV pierde dos más y queda con un solo concejal.

Girona con Anna Pagans, el PSC vuelve a ganar pero pierde un concejal, de 11 a 10 concejales. CiU gana este concejal y tiene ahora 6. ERC mantiene sus cuatro concejales, ICV los tres que tenía y el PP queda también con dos.

CiU ha aguantado bien el tirón en las comarcas interiores, a pesar de perder el feudo de Tarragona. Los resultados finales se verán después de la próxima ronda de negociaciones, que puede dar algunas sorpresas. Josep Antoni Duran i Lleida, manifestó después conocerse los resultados definitivos que “el objetivo que algunos tenían de hacer desaparecer a CiU no se han conseguido. Hemos mantenido e incrementado las posiciones y eso estando fuera del gobierno”.

José Montilla, primer secretario de los socialistas catalanes se felicitó del éxito conseguido de su partido  pero admitió que la participación “no ha sido satisfactoria” y por este motivo “deberemos hacer una reflexión seria sobre las formas y los procedimientos de la política”.

El PP que en conjunto mantiene sus porcentajes de votos. A pesar de la polarización dada en localidades como Barcelona, los conservadores aguantan. Jorge Fernández Díaz, el candidato del PP en Barcelona, lamentaba que muchos de los votos que podrían haber ido a su partido se hayan desperdiciado en una candidatura “estéril”, en referencia a Ciutadans.

Josep Lluís Carod, presidente de ERC, felicitó a PSC “por la victoria en las capitales catalanas” y a CiU por “el buen resultado de sus listas en la Cataluña Interior”. A pesar de ello, se mostró satisfecho de que ERC haya consolidado el tercer lugar como la fuerza con más concejales. Los republicanos han perdido empuje en las ciudades del cinturón industrial de Barcelona aunque han mejorado en la Cataluña más interior donde han más que duplicado sus candidaturas.

Imma Mayol, la candidata de ICV se mostró apesadumbrada por la alta abstención y el descenso experimentado por su grupo en algunas de sus poblaciones emblemáticas. En conjunto los ecosocialistas han mejorado resultados pero lo han conseguido gracias a su extensión territorial.

El fenómeno de la inmigración ha hecho su entrada en los resultados electorales. Dos ejemplos emblemáticos lo explican. Badalona, la tercera población de Cataluña, con 220.000 habitantes ha visto como la campaña del candidato local del PP casi vinculando inmigración y delincuencia le ha dado un rédito positivo al partido conservador, que ha pasado de 5 a 7 concejales y los socialista han perdido desde los 12 que tenían hasta 9. Mientras que CiU ha ganado dos concejales y tiene ahora 5 mientras que ERC ha perdido uno de los dos que tenía.

En Vic, una localidad de más de 40.000 habitantes, con muy alta concentración de inmigrantes procedentes de los países del Magreb se ha visto como un partido xenófobo, la plataforma x Cataluña, ha pasado de 1 a 4 concejales, se ha constituido como segunda fuerza local. El partido xenófobo ha conseguido en total 17 concejales en diversas poblaciones de tamaño medio. Todo un aviso. El consejero de Interior, Joan Saura, se mostró muy preocupado por el ascenso de listas racistas.

Casi de forma paralela, en las poblaciones medias de Cataluña han aparecido concejales de una lista independentista situada a la izquierda de ERC, la CUP.  En total han conseguido 20 electos, con presencia en ciudades como Mataró, Vic, Manresa o Vilafranca del Penedés y Vilanova i la Geltrú, poblaciones de entre 30.000 y 50.000 personas.

Ciutadans no ha conseguido sus objetivos pese a conseguir 13 concejales en Cataluña. No ha entrado en Barcelona y tampoco en ciudades con gran porcentaje de castellanohablantes, su objetivo prioritario. La crisis que le afecta puede estar en la explicación del fracaso.

Como panorama de fondo, la abstención. Cataluña es la comunidad donde el domingo 27 se ha votado menos en España. Con una participación del 53,7% ha encendido todos los pilotos rojos de los partidos políticos que ven como en los barrios donde hay más problemas es donde menos se ha votado.

Datos para el análisis. El PSC es en Cataluña la primera fuerza política en votos y en porcentaje sobre el censo. CiU es la segunda fuerza en estos dos parámetros pero lidera el ranquing en el número de concejales por su fuerte posición en la Cataluña interior. ERC queda en tercera posición tanto en voto absoluto, como en porcentaje y en cifra de concejales. En cuarto lugar en voto y porcentaje queda el PP aunque en en número de concejales pierde respecto a la anterior convocatoria. ICV observa un resultado a la inversa, ya que obtiene más concejales pese a tener menos votos y menos porcentaje sobre el total.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios