www.diariocritico.com

Zapatero, cogido en la trampa del Sahara

Aumenta la tensión contra Zapatero en el seno del PSOE

Aumenta la tensión contra Zapatero en el seno del PSOE

El PNV impide que ZP comparezca en el Congreso para hablar del Sahara

Cientos de socialistas se están sumando a la "Plataforma de militantes socialistas por un Sahara Libre", promovida por militantes del PSOE descontentos con la 'solución' que Zapatero está dando a la dura represión de Marruecos en El Aaiún. Entre los firmantes del documento a que ha dado lugar se encuentran cargos orgánicos e institucionales. El manifiesto por un Sahara libre -en contra de la posición oficial de Zapatero y de su ministra Trinidad Jiménez- será remitido a la ejecutiva federal del PSOE. Pero no es el único tema que la militancia socialista arroja a la cara al presidente del Gobierno.

Izquierda Socialista, la corriente interna del PSOE, se ha comprometido con este movimiento desde su web, El Ecosocialista, a través de la que se ha puesto en marcha un dispositivo para adherirse al manifiesto. El Ecosocialista no sólo apoya la iniciativa, sino que está colaborando activamente con sus adherentes.

Un documento, por cierto, que también puede suscribirse -aunque ya abierto a la generalidad y no sólo a la militancia del PSOE- en la página Sahara Libre, próxima al Frente Polisario.

Movilización en las bases


Dicen en Izquierda Socialista que las bases del PSOE comienzan a movilizarse así para "hacer frente a una dirección cada vez más derechizada", y que lo hacen pese a la petición de "disciplina" en el seno del partido lanzada por Zapatero. En fin, que las críticas a la actuación del Gobierno en relación al Sahara y las condenas al régimen marroquí se suceden por parte de la militancia y numerosos cargos institucionales a través de blogs y redes sociales.

En contra de Zapatero, los militantes que se agrupan en torno a la "Plataforma de militantes socialistas por un Sahara Libre" consideran que la solución no pasa por abandonar el partido como ha hecho por honestidad ideológica el ex dirigente navarro Carlos Cristóbal, sino por conseguir la rectificación y una "condena contundente y explícita" por parte del ejecutivo de los actos que comete Marruecos.

Este movimiento de contestación interna ha cogido el Sahara por bandera, pero está creciendo en torno a otras cuestiones del 'zapaterato': por ejemplo, contra las últimas actuaciones del Gobierno (reforma laboral, recortes presupuestarios, ley de Cajas…)que "han creado desconcierto y un amplio rechazo entre una base social que aspira a que la dirección del PSOE vuelva a ser su referente político e ideológico".

Avisan desde este núcleo que, en caso de no rectificar, "el descontento generado podría ser el embrión de una alternativa socialista de izquierda que tenga como referentes a voces situadas a la izquierda de la actual dirección federal como Tomás Gómez, Cristina Narbona, Jesús Caldera y la corriente crítica Izquierda Socialista".

A la hora de la crítica no se privan de nada, y en la web de Sahara Libre se tira directamente contra la actual ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, a la que se le recuerda su pasado pro polisario con imágenes como la que reproducimos a continuación, correspondiente al mitin del 12 de julio de 2003 en la Plaza Mayor de Madrid en el que exigía al Gobierno de José María Aznar que pidiera a Naciones Unidas una acción enérgica a favor de de la autodeterminación del Sahara.


El PNV vuelve a salvar a ZP

Si todo lo anterior ocurre en sus propias filas, en el Parlamento Zapatero ha conseguido salvarse gracias nuevamente al PNV. Este martes, Josu Erkoreka y los suyos, haciendo de tripas corazón, han impedido el presidente del Gobierno tenga que comparecer en el Pleno para hablar del Sahara. Gracias al PNV, el Grupo Parlamentario Socialista impidió que prosperara una iniciativa para que Zapatero explicara en un Pleno qué está pasando en el Sahara Occidental y por qué su Gobierno se ha negado a condenar la violencia empleada por Marruecos en El Aaiún.

La iniciativa partía del grupo formado por ERC, IU e ICV y también del Mixto, y tenía el apoyo del PP. Sin embargo, el PSOE consiguió conjurar el peligro en la Junta de Portavoces, con la complicidad del PNV.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios