www.diariocritico.com
'La Coronación de la Virgen' se quedará en Inglaterra

"La Coronación de la Virgen" se quedará en Inglaterra

Un cuadro de tema religioso de Rubens, vendido precipitadamente por un banquero judío en Alemania tras la toma del poder de los nazis y reclamado por sus herederos, se quedará finalmente en el Reino Unido.

El Grupo Asesor sobre Expoliaciones, que dirime disputas relacionadas con obras de arte, ha decidido a favor de su actual propietario, el Instituto Courtauld, de Londres, informa el dominical "The Observer".

El cuadro, titulado "La Coronación de la Virgen", pintado por Rubens hacia 1613, perteneció a la colección del banquero judío alemán Herbert Gutmann, hijo del fundador del Dresdner Bank, Eugen Gutmann.

Gutmann fue nombrado director de ese banco a la muerte de su padre, pero tuvo que dimitir a raíz de la crisis bancaria alemana de 1931 y cinco años más tarde huyó de Alemania y se refugió en Gran Bretaña tras haber vendido su colección en una subasta en Berlín en abril de 1934.

Sus descendientes mantienen que se vio obligado a vender antes de que los nazis confiscaran la colección, por lo que el Instituto Courtauld debía restituirlo.

La pintura llegó al Reino Unido después de que la adquiriese en una subasta otro famoso coleccionista, el conde Antoine Seilern, quien la donó al Instituto Courtauld en 1978.

El cuadro, de 46 por 61,4 centímetros, es parte de un grupo de bocetos al óleo que hizo el pintor flamenco en la preparación de una serie de pinturas de mayor tamaño para el techo de una iglesia jesuita de Amberes, destruida en un incendio en el siglo XVIII.

El Grupo Asesor sobre Expoliaciones escuchó los argumentos de los herederos de Gutman según los cuales los nazis persiguieron a los judíos que trabajaban en el Dresdner Bank, pero también examinó documentos que constataban que el banquero había incurrido en fuertes deudas en relación con sus desastrosas inversiones en futuros egipcios del algodón.

El Instituto Courtauld insistió en que Gutmann vendió su colección de arte debido a esas pérdidas financieras y no por la persecución antisemita, argumento aceptado por el panel, que falló a su favor y en contra de los herederos del banquero judío.

El año pasado otra de las pinturas que pertenecieron a Guttmann, "La Muerte de Pappenheim", de Hans Makart, le fue restituida, sin embargo, a la familia por decisión del Ayuntamiento de Viena.

Detenido en 1934 por las SS junto a otros miembros de los partidos centristas y conservadores, Gutmann fue blanco de los nazis incluso antes de que éstos llegaran al poder y fue descrito en uno de sus carteles propagandísticos como "logrero y manipulador judío".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios