www.diariocritico.com

Insiste en que se creará empleo en 2011

Zapatero insiste en el cumplimiento de los compromisos económicos

Zapatero insiste en el cumplimiento de los compromisos económicos

"La economía terminará el año en positivo y se cumplirán los objetivos de déficit"
"Los recortes hay que hacerlos cuando son necesarios"
Basa la decisión de congelar salarios en el rescate de Grecia y la desconfianza

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ofrecido este martes el mensaje de que España cumple sus compromisos económicos. Zapatero ha insistido en tres claves que los socios comunitarios y los mercados miran con lupa desde hace un año. Para empezar, que el país cumplirá con el objetivo de déficit previsto para este año,del 9,3%; que la economía terminará el último trimestre en positivo, y por último, que las comunidades autónomas se han apretado el cinturón para reducir sus déficit.
El presidente del Gobierno ha asegurado que el déficit público cerró 2010 incluso en un nivel "algo mejor" que el previsto y comprometido con Bruselas, del 9,3%, y que el saldo negativo de las administraciones también cumplirá con el 6% previsto para 2011.

"Las comunidades autónomas está concienciadas", según Zapatero, quien se mostró convencido de que "cumplirán" con la reducción de sus déficits pese a que 2011 es un año de elecciones, en las que suelen hacerse promesas que implican mayor gasto público.

Más concretamente, Zapatero indicó que, por ejemplo, Murcia, que ha había superado su límite de déficit, ha presentado un "plan ambicioso" de saneamiento, a lo que añadió que la actitud de todas las comunidades está siendo "constructiva".

Por otro lado, Zapatero explicó que la reducción del déficit se fudamentará en un crecimiento de la economía que a partir de 2013 permitirá volver a reduccir el diferencial del PIB per cápita con Inglaterra, Francia y Alemania. Este crecimiento cumplirá con los objetivos previstos por el Gobierno comenzando por un incremento del 1,3% en 2011. "El crecimiento va a terminar 2010 en positivo y en 2011 pensamos que se va a consolidar".


Sobre el paro

El presidente del Gobierno ha asegurado que "en 2011 habrá más oportunidades" para encontrar un empleo, tras conocerse que 2010 se cerró con 176.470 desempleados más. En diciembre el paro bajó en 10.221 personas, un mes que, según Zapatero, "siempre es malo" para el empleo.

Zapatero, que reconoció que el problema del paro es "gravísimo", puso en valor que España cuenta con el nivel de cobertura por desempleo "más alto de su historia", con un 75% de parados recibiendo alguna prestación, al tiempo que destacó que ahora hay 17 millones de personas trabajando en el país, más que cuando él llegó al Gobierno en 2004.

El presidente ha resaltado que la tasa de paro española siempre ha duplicado la media europea en épocas de crisis, que es un problema estructural grave, y que el desempleo va a ser "lo que más le va a costar arreglar" a España en los próximos años.

Zapatero ha reiterado que durante la crisis se han perdido dos millones de empleo, una cifra "elevadísima y muy grave", de los que el 70% pertenecían directa o indirectamente a la construcción y sus industrias auxiliares.


Se creará algo de empleo neto este año


Preguntado por la supresión de la ayuda de los 426 euros para parados sin ingresos, Zapatero aseguró, primero, que "siempre ha habido familias con todas las familias en paro, aunque de esto no se habla", y, segundo, que dicha ayuda era extraordinaria y ha contado con tres prórrogas.

"Personas que pierden la prestación asistencial ha habido siempre, decenas de miles, pero nadie se ha acordado de ellas. Ha sido este Gobierno quien se ha acordado de estas personas porque la crisis era muy fuerte y había muy pocas posibilidades de encontrar empleo", dijo.

No obstante, ahora que "ya no hay una destrucción de empleo como la de 2009", Zapatero ha explicado que esa ayuda de 426 euros va a ser sustituida por una política más activa, de formación, dado que en 2011 va a haber "más oportunidades de encontrar un empleo".


"Me negué a ayudar a la construcción"


Según indicó Zapatero, el incremento del gasto público ha servido de respuesta a la crisis, para que no cayera más la economía y el empleo, "salvo en el sector de la construcción", que a la larga ha encajado el 75% de la pérdida de empleos directos e indirectos."Me negué a hacer cualquier tipo de intervención porque éramos plenamente conscientes de que era el mal de fondo y de que, aunque fuera doloroso, había que acabar con el sobredimensionamiento del sector", añadió.

Por otro lado, preguntado por si el Gobierno ha llegado tarde con los recortes para ganarse la confianza de los mercados, Zapatero aclaró que, "los recortes hay que hacerlos cuando son necesarios"."¿Por qué le voy a bajar el sueldo a los funcionarios de manera preventiva?", se preguntó, para añadir que si no se hubiera producido el rescate de Grecia y el brote de desconfianza "no habría que haberlo hecho".

En este punto, Zapatero aseguró que "la sociedad valora que el Gobierno ha tomado medidas duras y difíciles", y añadió que gracias a ellas se podrá recuperar el crecimiento y la prosperidad. "Eso es lo que a mi me importa", apostilló.


Los 67 años es razonable


"El rumbo de las reformas es el adecuado", ahondó Zapatero, para centrarse principalmente en la reforma de las pensiones. Al respecto, señaló que "es fácil de entender que en 2030 va a haber mucha más gente cobrando pensiones y que hay que ahorrar estando más tiempo en el mercado de trabajo".

Por ello, volvió a defender su propuesta de incrementar progresivamente la edad legal de jubilación hasta los 67 años en 2027, hasta permitir que el gasto en pensiones ronde el 10% del PIB.

Según dijo, en tanto que la situación actual del sistema es mejor que la de otros países de la UE, esta medida "es razonable y se puede hacer progresivamente", para que en 2050, una vez digerido el repunte del número de pensionistas, "se vuelva a tener una situación mucho mejor".

En cuanto a la respuesta de los sindicatos, que amenazan con otra huelga general si se amplía la edad de jubilación, Zapartero mostró su "respeto" a las centrales, pero confió en que "entiendan y aporten" propuestas a la reforma de las pensiones.

Por último, descartó implantar el copago sanitario, puesto que "el ahorro es muy pequeño" y "tiene un riesgo de incentivar la prevención de las enfermedades".

En relación a la visita que realizará este martes a España el viceprimer ministro chino, Li Keqiang, y la disposición del "gigante asiático" a comprar deuda española, Zapatero ha precisado que "China ha comprado deuda española habitualmente".

"Lo que sí es muy importante es que la segunda potencia económica del mundo en estos momentos tenga confianza en la deuda pública española y que, además, podamos concertar otros acuerdos en materia económica", sentenció Zapatero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios