www.diariocritico.com
Manda la economía

Manda la economía

Las elecciones autonómicas y municipales son más importantes por la economía que por la política, aunque parezca lo contrario. Sean o no una antesala de las generales y un voto de censura o de supervivencia para Zapatero, como quiere el PP,  lo que se juega el 23 de mayo es la economía. Los programas electorales hablan de proyectos que no cuestan dinero y no de inversiones o de gasto. No es por falta de ganas o de ideas. Es que las comunidades autónomas y los ayuntamientos están con el agua al cuello y algunos prácticamente ahogados. No tienen un duro para ningún extra y, además, están pagando a sus proveedores con plazos que incumplen todas las disposiciones de la Ley de Morosidad, lo que provoca la ruina de muchas empresas. Al día siguiente de las elecciones, a algunos les darán los siete males cuando vean lo que les toca administrar. ¿No se puede hacer nada? Claro que sí. En Grecia y en Portugal se está reduciendo o se va a reducir drásticamente el número de municipios. También en Dinamarca o Suecia, sin las presiones comunitarias de los otros, porque no hay para todos y los ajustes son imprescindibles. Reducir ayuntamientos significa eliminar cargos, gastos y gestionar de otra forma. Mediante consorcios, por ejemplo. En España tenemos 8.114 municipios y muchos creen que es una barbaridad insostenible. Si fuéramos capaces de reducir un veinte o un treinta por ciento, seguramente los ahorros serían muy importantes y habría mucha menos gente viviendo del erario público. Menos alcaldes, menos concejales, menos asesores y una gestión más racional. Y más. ¿Son necesarias hoy las Diputaciones provinciales, los cabildos, los consejos insulares, instituciones arrastradas de la estructura franquista y no reformadas adecuadamente, o son simples agujeros para colocar a más amigos o miembros del partido, del ganador y de los perdedores? No es que no hagan nada, es que se puede hacer de otra manera. Lo mismo sucede con las autonomías, que pueden endeudarse prácticamente sin control, crear empresas públicas, en su mayoría sin capacidad de ser rentables o de autofinanciarse, que legislan a toque de corneta sobre lo propio y sobre lo que ya ha legislado el Estado o que crean tributos propios que más que aportar dinero a las arcas públicas, crean confusión y trabas administrativas. El Estado de las Autonomías y el poder municipal necesitan una reforma importante en España, como ha pedido entre otras muchas instituciones, el Círculo de Empresarios. Una reforma imprescindible, pero que no debe ser para volver a centralización el poder o los servicios, sino para hacer efectiva y asumible la gestión de éstos. Hay que reducir el gasto, hay que sancionar, de verdad, a quienes se saltan las reglas del déficit, y hay que tener una Administración sostenible. Manda la economía. O alguien aprovecha las elecciones para hacerlo o nos obligarán desde Bruselas a hacerlo o tendremos que cerrar por inviables muchas de estas entidades. [email protected] 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios