www.diariocritico.com
Un Partido Popular silencioso

Un Partido Popular silencioso

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha prohibido a sus consejeros realizar declaraciones públicas o conceder entrevistas. El ex bombero extremeño considera que su Gabinete aún no está preparado para lidiar con periodistas. Mariano Rajoy aún no ha abierto la boca con la decisión de Camps ni con otros asuntos, con lo que tampoco hace declaraciones y cuando hay declaraciones no hay preguntas. A lo más un comunicado personal. José Maria Aznar, como consejero independiente de la empresa, no ha dicho ni mu en el escándalo Murdoch, el magnate de la comunicación en cuyos periódicos se realizaban escuchas. En cierto modo lo anterior tiene una justificación, comprensible o no, racional o no. Cosa que no encontramos en los silencios continuados del presidente del PP de Castilla y León y jefe del Gobierno regional, Juan Vicente Herrera. Pues ha sido formar Gobierno, declarar que se había prodigado excesivamente en los medios y desaparecer. Bueno, su entorno dirá que “está realizando tareas de despacho”. En las últimas semanas sólo le hemos visto en las fotos de la inauguración de “Eminazero” (Valbuena de Duero, Valladolid) y en imágenes con la patronal y los sindicatos en la reunión del Consejo del Diálogo Social. Pocas palabras o ninguna. Eso que tiene un verbo florido. Es cierto que Herrera se emplea a fondo en el hemiciclo de las Cortes, que se siente más cómodo en una sesión parlamentaria que en un corro de periodistas rodeado de micrófonos y, desde luego, como parlamentario y como conferenciante, se le pueden poner pocas pegas. Sin embargo, el presidente Herrera de vez en cuando desaparece (está en La Asunción) y se vuelve “mudo”. Como a Mariano Rajoy, es muy difícil saber lo que piensa realmente en cada momento. En el caso del gallego a su alrededor han crecido muchos intérpretes. No solo de sus palabras, sobre todo de sus silencios. En el caso de Herrera a veces el consejero portavoz traduce/interpreta sus pensamientos o deseos. El PP no debe olvidar que el mutismo de un personaje o de una Institución siempre ha estado mal visto: en la mayoría de los casos se confunde con falta de transparencia. Y  lo que están consiguiendo es que el silencio se convierta en noticia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios