www.diariocritico.com
Estúpidos

Estúpidos

  Quizá sea demasiado pedir que algunos políticos pongan la decencia por delante cuando se refieran a sus compañeros metidos en líos. Ya lo pagarán (o no, que diría Rajoy). Pero, al menos, podrían tener el detalle de no considerarnos imbéciles a quienes les hemos dado el voto (o no). Que, por ejemplo, Francisco Camps se despida de su público defendiendo la honradez de sus dos compañeros que se acababan de declarar culpables de un delito de cohecho, diciendo que estaban en la misma situación que él, clama al cielo. ¿No se había enterado de que habían aceptado haber cometido un delito? Que, por ejemplo, el PP pida que Rubalcaba tome ejemplo de dignidad de la actitud de Camps y le exija que dimita por el caso Faisán. ¿No se han enterado de que a uno le van a juzgar con las mismas pruebas que han llevado a sus compas a rendirse y el candidato socialista ni siquiera aparece en el sumario?  Esteban González Pons tiene las manos abrasadas de tanto ponerlas en el fuego de causas imposibles. Rajoy se ha quedado mudo porque no veía cómo salir del atolladero. Y ahora pretenden equiparar un invento de un periodista con un asunto de cohecho. La acción de los voceros del PP está superando el listón más alto. Mientras, el inventor de causas que vive gracias al dinero de Berlusconi, sigue fraguando historias basura. Y, a veces, va a La Moncloa a cenar. Unos nos consideran estúpidos. Otros parecen serlo.   
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios