www.diariocritico.com

La Eurozona continúa enderezando el rumbo

Esta es una crisis que no cesa. Siendo importante esta última Reunión o Consejo informal de los Jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro -la Cumbre de la zona euro- no es menos necesario subrayar que lo que allí se ha decidido no es sino un paso mas en la nueva articulación económica y financiera de la Unión Europea y lo que en todo caso es relevante es la solidez de una Unión Europea puesta continuamente en entredicho por su débil articulación económica y monetaria. Al comenzar este siglo XXI, en el año 2000 había una gran expectación por la conclusión de la Unión Económica y Monetaria y esta expectación se convirtió en una gran alegría cuando finalmente el 1 de enero de 2002 se ponía en marcha la moneda única aceptada hasta el momento por estos 17 países que se reunían este 21 de julio en Bruselas para afrontar el grave problema del segundo rescate a Grecia. Es necesario colocar esta fecha que se convierte en un importante jalón de la construcción económica, financiera y monetaria europea. La llegada de la crisis financiera de 2007 y sus consecuentes efectos conectados con una correspondiente crisis económica convertía a muchos Estados de la Unión en un castillo de naipes, como consecuencia de una irresponsable actuación de sus gobiernos, de sus Comunidades territoriales, del propio sistema financiero y de sus propios ciudadanos. Parece claro que la crisis iniciada en 2008 y vinculada a la crisis financiera de 2007 tienen todavía un largo recorrido y probablemente marcan el final de un tiempo de la propia historia económica. Pero vayamos a lo que concretamente sucedió. Si el Consejo del Eurogrupo de 11 de marzo de 2011 pasará a la historia por haberse en el refrendado el Pacto por el Euro, que establece un refuerzo de la coordinación de la política económica para la competitividad y la convergencia, y vinculado a este Consejo el propio Consejo Europeo de los días 24 y 25 de marzo de 2011 en el que se refrendo el Pacto por el Euro Plus, creemos que también pasara a la historia este Consejo del Eurogrupo de 21 de julio de 2011 porque permite dar un paso hacia adelante en la propia construcción de la Unión Económica y Monetaria, vinculada claro esta a la salida de la crisis  financiera que afecta a muchos países europeos y la propia salida de la crisis económica. No debemos olvidar como ya sucediera el marzo el peso específico de Alemania y Francia, cuyos líderes políticos se reunieron en Berlín la víspera de la Cumbre de la Eurozona pactaron probablemente soluciones que constituyeran una señal importante a los mercados lo que permitió anticipar que habría un nuevo paquete de ayuda a Grecia y consecuentemente un apoyo incondicional al mantenimiento del euro como uno de los mayores activos de la Unión Europea.   Por tanto volvemos a decir que estamos en un jalón mas de este proceso que lleva desde la creación de la Eurozona fundamentada en la Unión Monetaria, la puesta en marcha de la moneda única y la articulación de una verdadera Unión Económica y Monetaria que conlleve la salvaguarda de la propia Unión Monetaria ya establecida con este Eurogrupo de 17 países que se ira ampliando, una mayor articulación de la Unión Económica basada en los anteriores instrumentos ahora reforzados con el Pacto por el Euro Plus que acabara consolidando un gobierno económico de Europa que incluya una armonización fiscal y la virtualidad de la supervisión financiera recientemente constituida con la creación de la Junta Europea de Riesgo Sistémico y de las tres autoridades europeas. Hagamos por tanto un resumen que justifique los logros que se han realizado en este Consejo de la Eurozona. En primer lugar, se ha logrado un nuevo rescate para Grecia que permite afrontar la situación limite de crisis en que se encontraba este país sobre la base de tres instrumentos: 1/ una aportación a este país de 109.000 millones de financiación a plazos largos y tipos bajos, extendiéndole a Grecia un mayor plazo para afrontar sus prestamos y menos intereses que bajan desde mas del 5% al 3.5%, acuerdo que aceptaría el Banco Central Europeo cuyo Presidente estuvo presente; 2/ una actuación concreta de la Unión Europea a Grecia que ha sido considerada como un “Plan Marshall” que la Unión Europea realiza con Grecia aportando Fondos Estructurales para favorecer el crecimiento y la competitividad del país; 3/ una aportación del sector financiero a la crisis de Grecia que aunque se define de forma voluntaria realmente no lo es del todo estimándose por el Eurogrupo que este sector aportará 106.000 millones en el periodo 2011-2019 de los que 37.000 millones de euros serán contribución voluntaria y 12.600 recompra de títulos. Se sabia que un 90% de los bancos se habían comprometido ya ha financiar voluntariamente a Grecia. Es importante considerar que esta aportación del sector financiero a Grecia se considera excepcional y en tal sentido se reafirma la idea de que todos los demás países del euro tendrán que pagar su deuda sin que pase a inversores privados. En segundo lugar, y quizá el mas importante de los acuerdos es la creación  de un “Fondo Monetario Europeo”, tal y como lo denominase el Presidente francés Nicolas Sarkozy al manifestar que hemos acordado crear los cimientos de un Fondo Monetario Europeo que sucede al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), creado por los 27 Estados miembros de la Unión Europea el 9 de mayo de 2010, encaminado a preservar la estabilidad financiera en Europa , proporcionando asistencia financiera a la zona del euro estados en crisis. Lo que ahora se hace es ampliar las competencias de aquel Fondo de Rescate que tomara el relevo del Banco Central Europeo en la compra de deuda de los países en dificultades en el mercado secundario, y que por vez primera podrá ayudar a los Estados con líneas de crédito preventivas antes de esperar a que queden sin financiamiento del mercado y prestar dinero a los gobiernos para que puedan recapitalizar los bancos, medida esta que favorece extraordinariamente a economías grandes en crisis como España o Italia. El Banco Central había solicitado reiteradamente que el FEEF pudiera comprar deuda en los mercados secundarios. No ha estado lejos del Consejo Europeo la preocupación por la situación de otros países en delicada situación financiera y económica y lo ha hecho de una manera indirecta, reconociendo los esfuerzos realizados por España, Italia, Portugal e Irlanda. Entendamos que también esta es una manera de pedir a estos países que continúen atentamente con sus reformas y actuaciones en el marco de la supervivencia de su sistema financiero y de su recuperación económica. Al final la Unión Europea ha salvado esta nueva crisis tal y como dice Angela Merkel, “demostrando que ha estado a la altura de este reto”, o como dice el Presidente del Consejo “encontrando una respuesta común a la crisis ante una situación que era realmente grave”.  En síntesis debemos concluir que se ha superado una difícil situación y se ha articulado un importante instrumento para las crisis futuras, pero ello no es nada mas que otro paso que ya tiene una nueva fecha para el futuro, al encargarse al Presidente del Consejo, Herman van Rompuy una serie de propuestas para el Consejo Europeo de Octubre con el objetivo de reforzar la salida de la crisis de la deuda en la eurozona. Mientras, algunos expertos entienden que solo se saldrá de la crisis con una garantía conjunta para los bonos de los países o la emisión de un bono europeo para financiar a todos los países. *Rogelio Pérez Bustamante, Catedrático Jean Monnet
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios