www.diariocritico.com
¿Qué quiso decir Felipe González?

¿Qué quiso decir Felipe González?

Magnífica entrevista la de Montserrat Domínguez a Felipe González este domingo en la SER. Magnífica por parte de la entrevistadora –que no falla—y del entrevistado, que, cuando quiere decir cosas, vaya si las dice. Aunque dejó flotando algo que puede ser un mar de sugerencias (o no). La conductora de las mañanas los fines de semana de la SER le preguntó por el muy traído y llevado ‘caso Repsol’, ya saben, el intento de alianza de la petrolera estatal mexicana PEMEX con Sacyr Vallehermoso para desbancar a Antonio Brufau del poder en la compañía española (y argentina). Tras considerar “ridículas” las promesas de mantener la españolidad de Repsol si la compañía que preside Luis del Rivero toma el control con PEMEX de aliada, González fue más allá y dijo no saber muy bien a qué viene esta maniobra en el accionariado de la petrolera española. “Bueno, sí lo sé, y no me gusta”, concluyó el ex presidente del Gobierno. No dijo más, pero ahí quedó flotando un mar de hipótesis…   Lo que resulta curioso es que, hasta el momento, ni la Comisión de Energía, ni el Ministerio de Industria –cuyos portavoces oficiales declaran que nada tiene que ver el ministro Miguel Sebastián con la operación--, ni La Moncloa han salido a explicar con detenimiento las ventajas y desventajas, las bondades y maldades de una operación tras la que se dice que hay presiones bancarias –legítimas, desde luego--, políticas –no tan legítimas—y hasta alguna procedente de México. Esta no es meramente una operación comercial entre empresas privadas: Repsol es una compañía de enorme importancia, económica y estratégica, presente en una veintena de países y con miles de trabajadores en su nómina. Y los ciudadanos, cuando el actual Gobierno está ya prácticamente en funciones, con un presidente que prácticamente se retira de la vida vpolítica –lo mismo, por cierto, que el ministro de Industria--, cuando existen precedentes inquietantes de maniobras poco claras en el sector energético –recordemos Endesa y el comportamiento de la CNE y del entonces ministro de Industria-- , en el bancario –recordemos el intento de ‘asalto’ al BBVA por parte de Sacyr—y en el de las comunicaciones –recordemos la aprobación, en un Consejo extraordinario un 13 de agosto, de las TDT de pago, algo que el ministro Sebastián no había logrado sacar adelante en otro intento ¡el miércoles santo! Por la oposición de a entonces vicepresidenta Fernández de la Vega.   Puestas así las cosas, ¿a qué se refería Felipe González con su ‘no me gusta’, referido a la citada operación Sacyr-Pemex? Lo que no está claro, es oscuro, que decía el filósofo. Qué hay detrás del asalto de Sacyr a Repsol Sacyr sigue maniobrando con Industria Energía limpia para el futuro, por A.Brufau Alianza de Sacyr y Pemex para ganar peso en Repsol Repsol: maniobras contra Brufau ________________________________________________________ Anteriores Im-presentables: El PP y la comunicación… o no Berlusconi se quiere ir de su "país de mierda" 18 mesea de cárcel a un niño por romper una papelera La incontinencia sexual de la alcaldesa belga Un ayuntamiento persigue al 15-M con duras sanciones
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios