www.diariocritico.com
Señora, sí, señora (2)

Señora, sí, señora (2)

lunes 03 de octubre de 2011, 23:17h
Con este mismo título escribí unas líneas para DiarioCrítico cuando Carme Chacón tomó posesión como ministra de Defensa. Recordaba entonces la costumbre de los militares del Ejército estadounidense de gritar esa frase al ser preguntados por un superior como tantas veces hemos visto en las series de televisión y películas norteamericanas. Se apostaba entonces por la ministra por aquello que parecía una osadía, el nombramiento de una mujer, embarazada de siete meses, con la carga de simbolismo que eso conllevaba.

Tras hablar con algunos generales en activo de aquellas fechas, aunque no rechazaban la idea que acataban disciplinadamente, no dejaba tampoco de llamarles la atención. El resumen de aquellas conversaciones podías ser: "Mientras mande". Porque lo que más les molesta a los militares son las indecisiones y lo que más que les manden, como es debido, pero que les manden.
Y vaya si ha mandado esta mujer cuya imagen frágil, exteriorizando su estado, pasando revista a las tropas y ordenando " mande firmes, capitán" en la explanada del ministerio de Defensa sorprendió a tantos y quedó prendida en la retina de muchos más.

Comenzó con su viaje inmediato, acompañada de un médico, a Afganistán para visitar a las tropas allí destacadas. Todo un símbolo de lo que iba a ser la política de este departamento en el envío de tropas a diferentes conflictos, siempre bajo mandato de organismos internacionales y con apoyo explícito del Parlamento español. Lo nunca visto hasta el momento, y ahí están Líbano y el Cuerno de África y la operación Atalanta contra los piratas para demostrarlo. En esas operaciones quedó claro que entrábamos en guerra, aunque si era cierto que estábamos en una guerra.

Durante su mandato, Carme Chacón ha sabido entender y explicar a los ciudadanos que nuestra seguridad no es solamente algo que se logre dentro de nuestras fronteras, sino también, y cada vez más, fuera de ellas por muy lejanos que sean los países donde intervenimos. Y en estas intervenciones, nuestras tropas han cosechado, por su actuación limpia, el aplauso de sus mandos, nacionales extranjeros, y de las instituciones internacionales.

Tanto es así que, cosa impensable hace no tantos años, los militares ocupan los primeros puestos en la valoración que de ellos hacen los ciudadanos españoles, mientras otros sectores, antes en primeros puestos, como políticos y periodistas, se van a la cola de esas lista que periódicamente se publican, lo que no deja de ser preocupante. Algunos compañeros de los medios de comunicación debían - deberíamos - hacer examen de conciencia y no digamos los políticos que nos gobiernan. Si se preguntaran, sobre todo estos últimos, qué están haciendo mal para merecer el más que dudoso honor de que sus compatriotas no se fíen ni poco ni mucho de ellos, ya se habría avanzado bastante.

Otro de los aspectos a destacar del departamento de Defensa del Gobierno de Zapatero en esta última legislatura es el legislativo, cerrando asuntos que habían quedado pendientes en la anterior y con nuevas iniciativas de gran calado para el futuro de nuestras Fuerzas Armadas y nuestra Seguridad en general.

Así, La Ley de Derechos y Deberes de los Militares, con sus tres aspectos principales, derechos de asociación, consejos de personal y observatorio militar, aunque no han satisfecho a todos, eso es cierto, sí han conformado un hito en la legislación de nuestros ejércitos de lo más avanzada de nuestro entorno.

Como contrapunto se aprobó la Ley de la Carrera Militar, con gran oposición de algunos sectores en el seno de nuestras Fuerzas Armadas contra la escala única, pero que ha salido felizmente adelante. Y la ministra y su equipo se han dejado algunos pelos en esta gatera. Otro aspecto de enorme importancia, y mucho más mirando al futuro, ha sido la puesta en marcha de la enseñanza cívico militar, al incrementar, con profesores civiles, la consecución de títulos universitarios para los futuros mandos de los ejércitos que se forman en las Academias. Militares.

En el plano político, al margen de los militares cabe destacar la generosidad y, a mi juicio, la perspicacia de la ministra al retirarse de la carrera por la candidatura  a la presidencia de Gobierno. Como es persona de largo recorrido, espera su momento que no creo que esté tan lejos como algunos puedan pensar.

Y, para terminar, vamos a la pregunta de algunos generales cuando fue nombrada que citaba al principio. ¿Manda esta mujer? Solamente decirles, sirva de ejemplo, que tanto la declaración institucional del Gobierno sobre la Unión Militar Democrática ( UMD ) - aquella organización militar clandestina antifranquista tantos años olvidada y hasta denostada por algunos líderes políticos, incluso de PSOE - como la posterior imposición de medallas militares a catorce oficiales de la UMD, - a los "valientes militares de la UMD", dijo - fue un asunto personal de Carme Chacón que le costó serios problemas, no solamente con la caverna militar, sino también con miembros de su equipo y de su partido. Por supuesto que manda y lo ha demostrado sobradamente.

Tal vez alguien diga que escribo esto porque soy uno de esos oficiales condecorados. Bueno. Pues díganlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios