www.diariocritico.com
Miembro de Democracia Real Ya
Miembro de Democracia Real Ya

Y tras el 15 de Octubre...

jueves 20 de octubre de 2011, 08:37h
Pues sí, ese grupo que José María Aznar calificó hace poco de izquierda marginal, ha sido capaz de convocar la primera movilización global de la historia, con actos en 951 ciudades, y 87 países. Más de la mitad de los países que forman la ONU hicieron actos, concentraciones o manifestaciones, para pedir un cambio global. Cerca de un millón de personas salió a la calle en toda España según los convocantes, quienes calculan el número de asistentes en base 3 personas de media, por cada metro cuadrado que ocupa la manifestación o concentración. No es la primera vez que el expresidente del gobierno se equivoca, ya lo hizo anteriormente cuando afirmó que había armas de destrucción masiva en Irak, promoviendo un conflicto que ha costado miles de muertos, entre ellos, varios españoles, que ya nunca volverán a abrazar a sus familias.


Respuesta de los políticos

En un primer momento, la respuesta de la mayoría de políticos ha sido tibia o nula. Rubalcaba, candidato a la presidencia por el PSOE, incluía la dación en pago como parte de su  programa electoral, olvidando que apenas unos meses atrás, votó en contra de la misma en el congreso, haciendo bloque PSOE y PP para evitar que los ciudadanos, una vez embargado su hogar por el banco, pudieran ver saldada su hipoteca. Mariano Rajoy, directamente no ha dicho nada, haciendo nuevamente del silencio su mejor política. Durao Barroso dijo entender los motivos de los indignados, si bien, su comprensión no va acompañada de ninguna medida que la respalde.


La fría realidad

Mientras cientos de miles de personas salían a la calle en todo el mundo, unos políticos cada vez más marginales, acostumbrados a actuar de espaldas a la sociedad, seguían discutiendo entre sí, como si nada hubiera sucedido, sintiéndose inamovibles de sus respectivos sillones, despreciando a quienes les cuestionan las medidas que adoptan, los sueldos que cobran, y los cargos que ocupan. Y es que, si bien vivimos en un llamado "sistema democrático" ningún ciudadano podemos negarnos a pagarles el sueldo, so pena de incurrir en un delito que podría llevarnos incluso a la cárcel.


Complicidad político-mediática

Diferentes medios españoles (no todos), convirtieron la anécdota de Roma, en el eje central de la noticia, dónde apenas unas decenas de personas (de más de cien mil que se manifestaban) ocasionaron incidentes violentos. Y es que, para algunos, en un país (España) donde la violencia de género causa más muertes que el terrorismo,  tiene más importancia una persona golpeando a otra en una manifestación, que cientos de miles protestando pacíficamente por un cambio social y político.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios