www.diariocritico.com
Fortalecer al Estado

Fortalecer al Estado

lunes 24 de octubre de 2011, 18:23h
Vengo de Ferrol, mi pueblo, de presentar un libro que recopila sobre papel artículos escritos para el digital "diariocritico". Encuentro la ciudad en plena actividad en estos tiempos de empresas cerradas y trabajadores en paro. Sin duda, se debe a su carácter peculiar de ciudad de Estado, consagrada a la industria naval militar. Solo los Estados encargan portaaviones y fragatas. No solo el Estado español, a pesar de su demasiado modesto presupuesto de Defensa. Los astilleros de Ferrolterra compiten en vanguardia con los norteamericanos y franceses, en calidad e innovación, y consiguen exportar a otros Estados con un alto nivel de relaciones económicas y diplomáticas. Es un ejemplo de cómo debiera ser España en otros sectores industriales.
 
Esta realidad hace pensar en el error que supone para España desequilibrar sus recursos económicos públicos en beneficio de entes infraestatales incapaces de administrarse con otra visión que la de sus vanidades regionales, unas veces por un egoísmo mal entendido y otras por un aldeanismo insuperable. Las comunidades autónomas sirven para lo que sirven, para acercar la administra ión a los ciudadanos, cuidar sus acervos culturales y controlar la calidad de los servicios públicos en su territorio. Pero no están capacitadas para pesar en los mercados internacionales ni intercambiar intereses estratégicos con otros Estados, por mucho que se empeñen en dotar cómo "embajadas" a algunas vulgares oficinas de relaciones públicas. Les falta la definición institucional y la importancia cuantitativa mínimas para desenvolverse en los foros internacionales donde, en nuestros días, los propios Estados nacionales necesitan coordinarse y autolimitarse para hacer frente conjuntamente a los grandes problemas de nuestro tiempo.
 
El Estado necesita ajustarse y compartir facetas de su tradicional soberanía para hacer efectiva la seguridad y estabilidad de su estilo de vida, de su crecimiento económico, y de las garantías de proyección exterior de sus grandes empresas. Por ello tiene que definir con mayor precisión sus poderes y sus competencias y no dejarlas al albur de un rifirrafe de intereses políticos locales como al que se entregaron alegremente los interpretes territoriales de nuestra Constitución, ante la pasividad de un gobierno sin sentirlo el Estado que consideró a la nación un concepto discutible.. Hay que fortalecer a un Estado al que le han salido demasiadas grietas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios