www.diariocritico.com
La silenciosa cumbre de Asunción

La silenciosa cumbre de Asunción

jueves 27 de octubre de 2011, 17:48h
Ni noticia de portada ni, casi, de páginas interiores; la 'cumbre' iberoamericana que este viernes comienza en Asunción (Paraguay), no parece despertar un excesivo interés en los medios españoles. Y eso que es la única ocasión en la que, una vez al año, el Rey y el presidente del Gobierno viajan a un mismo acontecimiento fuera de España. Y eso, también, que es la última vez que Zapatero visita oficialmente América Latina. Y eso que en los países latinoamericanos es donde las empresas españolas están logrando beneficios que equilibren las pérdidas y disgustos domésticos. Y eso que ahora las inversiones empiezan a llegar a España del otro lado del Océano, y no viceversa como hasta ahora.
 
Siempre he pensado que el destino de España se juega mucho más en América Latina que en Europa. Comprendo que el interés noticioso esté más en las 'cumbres' tormentosas, peligrosísimas, de la UE, que en estas reuniones de mandatarios iberoamericanos de las que, aparentemente, no sale otra cosa que el mero hecho de que estos políticos se encuentren; para colmo, la noticia inicial de cada uno de estos macroencuentros, en buena parte financiados y siempre alentados sobre todo por el Gobierno español desde que se inauguraran en 1990, suele ser la de las ausencias. Casi nunca ha venido Castro, faltarán presumiblemente Hugo Chavez, Cristina Fernández de Kirchner, la brasileña Dilma Rousseff, el colombiano Santos, el uruguayo Mújica, el hondureño Lobo, el salvadoreño Funes...
 
Podría hablarse, si contemplamos la botella medio vacía, de fracaso: van a faltar, es de temer, muchos y significativos. Si se miran las cosas con cautela y cierta dosis de optimismo, hasta podríamos hablar de avance: al menos, esta XXI edición ha llegado a celebrarse y allí estarán representados al máximo nivel Chile, México, Perú, Ecuador, Bolivia, la mayor parte de los centroamericanos excluyendo a los antes citados...y numerosos observadores de otros países, cualificados especialistas, periodistas de una veintena de naciones. Muchos países quisieran tener un área de influencia idiomática, económica, social y política, semejante a esta especie de 'mercado común en español'.  Cierto que habrá que modificar no pocos planteamientos, avanzar con los tiempos, intensificar el cambio de estatus de unos y otros, reconocer la realidad emergente de América Latina y, por el contrario, los problemas que acucian al Viejo Continente. Todo ello está pendiente y habrá que esperar a unos nuevos responsables de la política exterior española para que todo lo que debe cambiar comience a hacerlo: de momento, Asunción es una realidad y la próxima 'cumbre', la de Cádiz, también. Algo es algo.
 
[email protected]


- Lea el blog de actualidad de Fernando Jáuregui 'Cenáculos y mentideros'>>

> Vinculocrítico
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios