www.diariocritico.com
Cumplir los programas

Cumplir los programas

martes 01 de noviembre de 2011, 16:19h
No se descubre nada novedoso si se insiste en que la clave para ganar las próximas elecciones del 20-N radica en la recuperación económica para la creación de empleo. La cuestión estriba en cómo se va a hacer, en cuáles son las propuestas que puedan lograr la confianza de los ciudadanos en una gestión eficaz, global y verdadera que permita ir acabando con la tragedia del paro para casi 5 millones de personas. La ideología ocupa un lugar muy secundario frente a la ansiedad de la población por encontrar un proyecto que afronte la crisis de manera total con un programa realista y efectivo que huya de las improvisaciones forzadas por algún titular de periódico o tertulia audiovisual o por algún interés electoralista cercano o de sectores afines.

España necesitaba hace tres años un gran acuerdo nacional entre todos los partidos cuando la crisis estalló con unas perspectivas lúgubres que el gobierno ni percibió ni reconoció pero que se comprueban cada día con toda su crudeza. Ahora, nunca es tarde porque los esfuerzos y sacrificios que hay que afrontar para encauzar a España en la senda del crecimiento económico y de la creación de empleo van a ser extraordinarios y van a requerir el consenso más amplio posible. No va a ser fácil porque la sensibilidad de unos y otros es de reproche permanente, aunque cabe esperar y reclamar que una vez conocidos los resultados electorales, el candidato ganador se ponga manos a la obra, tienda la mano al consenso y la oposición realice un ejercicio de responsabilidad democrática de Estado y contribuya a mejorar la situación, sin pararse en sus propios intereses partidistas. ¿Es un sueño? Puede, pero no debería.

Las propuestas que hemos conocido para el programa electoral de Mariano Rajoy son perfectamente asumibles por todos: cuentas públicas en orden, crédito y saneamiento bancario, simplificación de contratos, apoyo a emprendedores, reforma fiscal y dos cuestiones que merecen una atención muy especial: política energética y un plan integral de turismo. Hay muchas cuestiones y detalles a tener en cuenta para que el apretón de cinturón sea justo, proporcionado y repartido entre todas las clases sociales, entre trabajadores y empresarios, entre comunidades autónomas y ayuntamientos, entre la situación internacional y las medidas nacionales. No va a ser una tarea sencilla pero sí hay que exigir que, en contra de lo que decía con su cinismo habitual el profesor Tierno Galván, los programas electorales están para cumplirlos, sobre todo para acabar con el paro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios