www.diariocritico.com
Indecisos e indignados

Indecisos e indignados

viernes 04 de noviembre de 2011, 13:35h
    En los primeros compases de la campaña electoral  (aunque, en realidad, vivimos en campaña todo el año...), aparecen dos grupos humanos en España a los que los políticos quieren conquistar para que les voten. Nos referimos a los indecisos y a los indignados. Según los cálculos que hacen los socialistas, hay en España más de tres millones de ciudadanos indecisos que en muchos casos son antiguos votantes del  PSOE, que están desencantados y que no saben si abstenerse, si darle una oportunidad a Mariano Rajoy o si regresar a su vieja adhesión al partido cuya lista encabeza Pérez Rubalcaba

   Convencer y ganarse a esos tres millones y pico de votantes dubitativos es el objetivo -y casi la obsesión-  de los socialistas hasta para que la derrota no sea tan escandalosa. Después -piensan haciendo las cuentas de la lechera- tendrán cuatro años para reorganizarse desde la oposición: un cuatrienio en que mejorará la situación, y así volverán al Poder  en próximas legislaturas, dentro de la alternancia política española que fundaran Cánovas y Sagasta. Pero al Partido Popular también le atraen los indecisos: los quieren para sus filas, pretenden acabar con sus dudas, intentan demostrarles con las encuestas que el sentido común dice que "ahora toca Rajoy en La Moncloa".

     En fin, que menuda tabarra nos espera hasta el día 19, jornada de reflexión en la que ya está todo decidido y todo el pescado vendido.
 
     Pero, como les decíamos, al lado de los indecisos hay otro grupo de españoles muy significativo como exponente de las inquietudes de la sociedad, y que son los indignados, que hoy intentarán desafiar a la Junta Electoral y concentrarse en la Puerta del Sol, iniciando una serie de movilizaciones que tendrán su acto principal en la manifestación del domingo día 13 en Madrid. Y como los "indignados" son un movimiento social, y no un partido político que concurre a las elecciones, socialistas, populares e Izquierda Unido los quieren llevar a su territorio como el molinero lleva el agua a su molino. Y les vienen a decir: "Nosotros también estamos indignados, así que arrieros somos y en el camino nos hemos encontrado". Para unos, los indignados son poco menos que unos anarquistas que no se saben adaptar a los tiempos que corren; para otros, forman parte de un movimiento mundial que pretende la justicia social y el fin de las clases privilegiadas, entre ellas la de los políticos. Difícil, pues, que piquen en el anzuelo de darle el voto a un partido, cualquiera que sea, en el que no creen...
 
     Y éste es, en fin, el panorama en este primer viernes de noviembre. Es la España de los convencidos, la de los indecisos y la de los indignados. No son dos Españas, sino tres. Es el bendito pluralismo, que sólo se da en libertad, pero es también un jeroglífico o un crucigrama o un "sudoku" cuyo resultado se conocerá el próximo día 20 cuando las urnas pongan a cada uno en su sitio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.