www.diariocritico.com
Rajoy empieza por una reforma laboral 'dura'

Rajoy empieza por una reforma laboral "dura"

miércoles 30 de noviembre de 2011, 08:26h
Una vez que  el vicepresidente de la CE, Antonio Tajani, haya declarado que le gustan mucho las ideas que Rajoy le expuso sobre algunas de las reformas con las que se propone iniciar su etapa de gobierno, el propio Rajoy comienza este miércoles a tener entrevistas personales con quienes deben negociar la primera de tales reformas, la laboral, en sustitución de la que no hace muchos meses elaboró y puso en marcha el gobierno socialista de Zapatero, parece que sin resultados apreciables. Bruselas ha elogiado, y consiguientemente, ha dado su visto bueno, a esa reforma laboral, y sindicalistas y patronos se disponen a "hincar el diente" a un instrumento que se supone que debe ser decisivo para la creación de empleos. De manera que el próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presenta, sin pérdida de tiempo, a los representantes de los sindicatos y de la patronal, su modelo de reforma laboral, que -según se cuenta- busca simplificar la tipología de contratos y flexibilizar la negociación colectiva, facilitando el 'descuelgue' de los convenios. Rajoy recibirá por separado en la sede del PP en Génova al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, al presidente de la CEOE, Juan Rosell, y al secretario general de UGT, Cándido Méndez,.a quienes pedirá que "se pongan de acuerdo" para acometer una reforma laboral "sobre las bases que ha planteado el PP" y en un "plazo de urgencia".  El PP, en voz de Cospedal, ha avisado de que, "en cualquier caso, el Gobierno gobernará". Dice El País que Rajoy quiere entrar con buen pie en La Moncloa, y que, por ello, desde la noche electoral, cuando hizo un discurso conciliador muy medido, está teniendo mucho cuidado para no pisar callos antes de empezar. Y tras lloverle las críticas por su silencio en los primeros días, ha decidido no romperlo aún, pero sí hacer un gesto muy claro: reunirse por separado con los representantes de los dos grandes sindicatos, CC OO y UGT, y de la patronal CEOE, una semana después de ver a los grandes banqueros. Se anuncia también que, tras los encuentros,  no habrá conferencia de prensa de Rajoy, sino sólo fotografías. Pero la intención política es evidente: ofrecer la imagen de que el vencedor de las elecciones va a intentar hacer una reforma laboral con diálogo social, como la del Gobierno de Aznar en 1997, que tenía entonces a Javier Arenas ministro de Trabajo. Diversos dirigentes son conscientes de que será muy difícil acordar la reforma que el PP tiene preparada. Aunque no se conocen sus detalles, todos los dirigentes consultados, y el propio programa electoral, apuntan que será una reforma dura, que supondrá un cambio radical de la negociación colectiva con el objetivo poco disimulado, incluso en el ambiguo programa electoral del PP, de facilitar que los empresarios puedan hacer negociaciones a la baja de los salarios de los trabajadores. Algunos dirigentes asumen que una reforma como ésta podría provocar una huelga general. Otros creen que no hay ambiente para eso y que los sindicatos no tienen fuerza para hacer una huelga a Rajoy nada más empezar. Además, señalan que la reforma, por dura que sea, puede mejorar algunas cosas muy polémicas que aprobó el último Gobierno de Zapatero, como el hecho de que se puedan encadenar sin límite contratos temporales. Rajoy había asegurado que una de sus prioridades si se convertía en el próximo presidente del Gobierno sería acometer una reforma laboral con el objetivo de empezar a crear empleo y éste ha sido uno de los compromisos que ha trasladado en las conversaciones telefónicas que ha mantenido con dirigentes europeos desde que ganó las elecciones. En el programa electoral que el PP, los 'populares' ya se comprometían a poner en marcha una "reforma integral del mercado de trabajo" que supusiera un "cambio coherente y coordinado de la contratación, la negociación colectiva, el sistema de relaciones laborales, la formación orientada al empleo y la intermediación". Además, avanzaba que se simplificaría la tipología de contratos laborales y se reformaría la estructura y contenidos de la negociación colectiva, de manera que cada materia se negocie en un ámbito territorial o sectorial "óptimo". También incluía la creación de un fondo de capitalización individualizado para cada trabajador, siguiendo el modelo austríaco, que contemple la cobertura frente al desempleo y que favorezca la movilidad y la formación continua. Al margen de estas medidas, Rajoy ha asegurado que la base de la reforma laboral que propondrán se encuentra en las 71 enmiendas que presentó el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso al proyecto de ley de reforma laboral del Gobierno de Rodríguez Zapatero, unas enmiendas, en las que el PP proponía un procedimiento general de descuelgue de convenios colectivos mediante acuerdo entre el empresario y los representantes de los trabajadores, previendo la posibilidad de que la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos o el órgano tripartito de carácter autonómico correspondiente lo autorice, determinando las nuevas condiciones de trabajo aplicables a la empresa. Según ABC, el plan de Rajoy pretende incentivar el contrato con despido de 33 días, así como los convenios de empresa y propondrá bonificar la contratación de jóvenes, mayores de 45 años y mujeres. Según La Razón, Rajoy quiere ir hacia el contrato único, la flexibilidad inte5rna y de convenios, e instará a los agentes sociales  a arrimar el hombro porque la reforma es inaplazable...

Pero no será tarea sencilla. Los sindicalistas Toxo y Méndez, por ejemplo, se resisten a pensar que los 186 diputados del PP supongan un cheque en blanco para reformas duras y recortes drásticos. Rosell ha sorprendido incluso a los suyos al pedir que el PP no decrete sobre este particular. Según Cinco Días, CEOE y sindicatos se han puesto en guardia ante la posibilidad de una reforma laboral por decreto...

Veremos el primer gran intento de Rajoy, todavía presidente electo..., pero con prisas evidentes para su presentación ante los "jefes" de Bruselas y Berlín...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios