www.diariocritico.com
Tres en uno (cosas de mi país)

Tres en uno (cosas de mi país)

martes 13 de diciembre de 2011, 07:49h
La "calidad" de las "primeras marcas"
 
Tele5, A3TV, Ondacero, SER son algunos de los medios presionados por las multinacionales para que, malinformando a sus clientes, les hablen de "calidad" de las primeras marcas. Hay que aclarar que la calidad, un concepto ambiguo y escurridizo -si lo sabré yo que durante años me he ganado la vida con el marketing y la publicidad-, tendría sentido si comparáramos entre homogéneos intercambiables. Podemos hablar de la calidad de un solomillo de ternera de Ávila o de la de uno de ternera gallega. O de calidad de una hamburguesa frente a calidad de otra hamburguesa, pero es absurdo comparar la calidad de un solomillo con la de una hamburguesa.  Eso que llaman las primeras marcas solo son primeras en la mente del consumidor. Lo que duele a la multinacional es el crecimiento de las marcas blancas, productos de "calidad" comparable que cuestan entre dos y cinco veces menos y que, ojo al parche, no gastan un euro en publicidad así que 1) son más baratas, 2) no son las primeras en la mente del consumidor, 3) no benefician a los grandes medios... y empiezan a ser las primeras en ventas.
 
La real corrupción, la corrupción real
 
Urdangarín es un jeta y lo digo por el regalo de Navidad que le hiciera a Carmen Camí Solsona en 1996 tras cuatro años de noviazgo y fecha para la boda: una llamada telefónica "que me he encontrao a otra más pastosa; ahí te quedas." Para muchos será admisible, pero no dar la cara antaño no presagiaba nada bueno. Que hogaño se hiciere con la pasta del contribuyente no me resulta tan raro, presumida la inocencia desde el subjuntivo, claro.

Lo peor es que este chaval es solo la punta más vistosa de un iceberg maloliente en el que hay  cohechos impropios -¿acaso los hay apropiados?-,  alcaldes constructores, tonadilleras tramPantojas en cash-negro, burgueses de alcurnia musical que timan a sus consuegros (Félix Millet), adalides de la honestidad transmutadas en comisioneras inmobiliarias (Isabel García Marcos) en cuanto aposentan en la tenencia de alcaldía y, claro, el que esté libre de pecado que ángel-lunee el primero.

El caso de Mutxos Denoso Tros es antológico: MDT roba tacos de papel en su empresa, bolis baratos en el banco, propinas dispersas de camarutas que no miran, periódicos de vecinos dormilones, calcetines de El Corte Inglés, meriendas pa sus niños en el Carrefour mientras simula  comprar, distintivos de discapacitado para poder malaparcar impunemente y hasta intenta colar la cena del jueves con su amante en la nota de gastos.  ¿Son peores nuestros representantes que sus representados? Me da que no.
 
La papanatería patria
 
Empezó escandalizándonos que Jesús Gil en su día llamara negro a un negro y hemos acabado horrorizándonos porque Pepe Bono llame "La Chacón" a la Chacón, pero nos tragamos que los gobernantes no respondan a los periodistas o que el mismo Bono se queje de lo que llamaré inequívocamente la profesionalidad de Ana Pastor al entrevistarle o que T5 considere a toda la humanidad mucílago y a la mitad de ella carne al peso (entre otras cosas son los perpetradores del engendro de Miss España) y hasta que las palabras dejen de significar lo que siempre significaron: ya no podemos decir mariconada porque Izaguirre se rasga las vestiduras ni viejos sin que alguna asociación de carcamales (de cárcamo y ésta de cárcavo) se revuelva en los medios. Los cojos son discapacitados, los barrenderos técnicos en limpieza urbana y los guardabosques agentes forestales. Las palabras son palabros incomprensibles que convierten a los jueces en juezas -epicenocidas- para que algún idiota o idioto se sienta mejor o mejora. ¿Para cuándo linza, pantero, víctimo, transistora, culpabla y borrachero?

Tanto cambiar los significados y los significantes nos ha llevado a considerar la trampa como la norma del solitario. Ayer formábamos grupos parlamentarios que no cumplían el reglamento e incluso le regalamos un diputado a Adolfo Suárez. Hoy negamos grupo parlamentario a Amaiur porque no gusta lo que preconizan y procuramos que sí lo tenga UPyD con idéntico incumplimiento normativo.

Ayer aupamos un sector bancario que otorgó créditos imposibles y hoy negamos a los afectados la dación en pago como extinción de la deuda, pero planificamos un parking tóxico (http://goo.gl/uwZac) que salve a los banqueros y creemos a Rajoy cuando lo llama Banco Malo. Es para llorar... metafóricamente, claro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios