www.diariocritico.com
Belchite, bajo el yugo y con las flechas

Belchite, bajo el yugo y con las flechas

lunes 06 de febrero de 2012, 19:19h
Cuando la alcaldesa de Belchite, la socialista María Ángeles Ortiz, mira por la ventana del Ayuntamiento, lo primero que ve es... el yugo y las flechas. Y así desde hace nueve años. Enfrente, el símbolo falangista se yergue como un desafío a la ley de memoria histórica que el partido de la alcaldesa, el PSOE, aprobó a bombo y platillo. Pero el yugo -y sus flechas- está ahí: impasible el ademán y formando junto a sus compañeros "que hacen guardia bajo los luceros".

En fin, que el dichoso símbolo fascista ha escandalizado a más de un ciudadano, como al maño Jesús Molíns, que nos ha escrito la siguiente carta:

"Hace unos días, concretamente el pasado miércoles 1º de febrero de este año 2012, por cuestiones laborales tuve que desplazarme hasta la localidad zaragozana de Belchite.

"De todos es sabido lo que Belchite significó en la pasada guerra civil española.

"En Belchite se libró una de sus más cruentas batallas, allí murieron "miles de conciudadanos" nuestros.

"Belchite era una plaza importantísima para ambos bandos. Para unos significaba parar la ofensiva republicana sobre Zaragoza y para otros tomar Belchite, era tomar Zaragoza.

"De ahí que el objetivo de los sublevados fuera defender Belchite a toda costa y para los defendedores de la República tomarlo y avanzar sobre Zaragoza, cuya caída significaría, además del control del Valle del Ebro y su encrucijada estratégica, un gran golpe psicológico para ambos bandos.
Pero no me quiero enredar en esta cruel y sangrienta página de nuestra no tan lejana historia. Para hacerse una idea de lo que allí pasó y se sufrió, están las ruinas de "aquel pueblo", "el pueblo viejo" que le llaman ahora.

"Simplemente he traído a colación todo aquello para poder entender mejor lo aberrante y provocativo que es lo que allí me encontré el otro día,
La desagradable sorpresa que me llevé ese día fue al llegar a la Plaza del Ayuntamiento; Plaza de España creo que es su nombre, al llegar a ella me encontré con un edificio en cuya fachada se ostentaba con toda impunidad "el yugo y las flechas", el símbolo de la Falange Española.

"Un yugo y flechas de unos dos metros de largo por metro y medio de ancho en un edificio situado frente a la "enorme iglesia" (de arquitectura totalmente maximalista y fiel reflejo del "nacional catolicismo") y el Ayuntamiento de la localidad.

"Y ante esa ostentación, falta de toda ética y respeto a la ciudadanía e incluso provocación, diría yo, me pregunto:

"¿Y la Sra. Alcaldesa del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) habrá hecho algo al respecto? ¿Y el Sr. Presidente de la Comarca Campo de Belchite, cuya sede se encuentre en la propia localidad, perteneciente al PAR (Partido Aragonés) habrá desarrollado alguna iniciativa contra ese insulto fascista? ¿Y la Diputación General de Aragón (DGA), Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) o desde la propia Delegación y Subdelegación del Gobierno, Instituciones todas ellas gobernadas y dirigidas por el PP (Partido Popular), habrán iniciado la apertura de un expediente al respecto que obligue a la retirada de ese símbolo?

"Como hemos podido ver, en las Instituciones nombradas hay políticos de diferentes partidos, pero el símbolo falangista sigue ahí.

"¿Conocerán la existencia de una Ley (la Ley de la Memoria Histórica) que obliga a la retirada de todos estos símbolos? ¿O resulta que esa ley es papel mojado y en según qué casos se pasa de ella y se hace la vista gorda?

"Ahora que el Partido Popular gobierna en las principales instituciones de Aragón cabe recordarle como siempre se ha vanagloriado de que las leyes están para cumplirlas y que los gobiernos del Partido Popular se caracterizan por hacer cumplir las leyes. Pues nada Sr. Gustavo Alcalde, Sra. Rudi y Sr. Beamonte, hagan cumplir la ley.

"Sí, la Ley de Memoria Histórica y obliguen a retirar todos y cada uno de los símbolos fascistas de ostentación de nuestra pasada, sangrienta y vergonzosa guerra civil española, que todavía existen en nuestro querido Aragón, comenzando por ese "yugo y las flechas", que todavía existe en Belchite.

"Para mí ese símbolo en aquel edificio es sonrojante, insultante y provocador, lo considero de vergüenza".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios