www.diariocritico.com
Villar, 'per omnia saecula saeculorum' y sea lo que Dios quiera

Villar, 'per omnia saecula saeculorum' y sea lo que Dios quiera

jueves 16 de febrero de 2012, 11:58h
Jueves histórico para el fútbol español: no, no La Roja no ha ganado nada; no, no Madrid y/o Barça, Barça y/o Madrid tampoco; ni siquiera el trío de representantes en la pomposamente llamada Liga Europa; no... Es que este 16-F, el casi eterno presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, va a ser reelegido en su cargo por otros cuatro años. Así a este presidente eterno se le puede aplicar el 'latinazo' de que lo va a ser 'per omnia saecula  saeculorum', lo que traducido al román paladino significa 'por los siglos de los siglos'; o sea que Ángel María Villar va a ser el máximo mandatario futbolero, como mínimo, durante 28 años.

Si en la calle si critica la dedicación profesional de los políticos durante lustros y lustros, lo mismo debería aplicarse a eterno Villar incluso si las elecciones no tuvieran truco. Que lo tienen, según estiman y han denunciado y recurrido el exconsejero de 'Madrid 2012' y exconcejal de Madrid, Ignaciol del Río, y la Asociación Nacional de Entrenadores de Fútbol (ANEF). Y, aparte de sus argumentos, lo hacen con tan educadas como duras expresiones cual "manera fraudulenta", "convocatoria cuasi clandestina", "opacidad", "desprecio democrático", "irregular", "chapucero".

Pues resulta que en años olímpicos, la normativa del Ministerio, ahora llamado de Educación, Cultura y Deporte, obliga a todas las federaciones a realizar los comicios presidenciales después de los mismos. Sin embargo, para no complicarse la vida y garantizarse la reelección, la de Fútbol, alegó una tan teórica como inexistente "urgencia" y las convocó en plenas Navidades pasando casi desapercibida para los teóricos aspirantes. Villar aprovechó así, en pleno cambio de Gobierno, el ajuste de nuevos cargos ministeriales, cuando al frente del CSD estaba la entonces Directora General Matilde García Duarte. ya fuera del cargo, que las autorizó el 2 de enero. Una complicidad que es la que, entre otras cuestiones menores, denuncian Del Rio y la ANEF.

Y llueve sobre mojado, porque hace cuatro años, con motivo de los Juegos de Pekín, también hubo truco del 'villarato': en este caso, al revés que ahora, retrasándolas para seguir la normativa de la FIFA, obviando las leyes españolas, y aceptando amenazas de este organismo futbolero de que a La Roja -después coronada con la Eurocopa y el Mundial- la echaban de cualquier competición si no se salía Villar con la suya. La complicidad gubernamental fue mayor en cuanto a rango, porque quien tras oponerse a esta imposición del dúo FIFA/RFEF, se envainó su opinión y tragó fue el entonces el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky -hoy en la oposición de la Casa Consistorial madrileña-. Ahora, tampoco se ha opuesto su sustituto, Miguel Cardenal Carro, que es catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Extremadura y ha sido vocal del Comité de Competición de la propia RFEF, ejem, ejem. Y que se sepa, tampoco aún su jefe, el ministro José Ignacio Wert, se ha pronunciado todavía.

Lo que significa que cuando lo hagan, que deberán hacerlo porque los recursos presentados son de obligada respuesta, será demasiado tarde, en el poco probable caso de que estimen las alegaciones por estas presuntas irregularidades, y difícilmente con marcha atrás. Aunque, eso sí, los recursos ante la justicia ordinaria quizás tengan más fuerza y conlleven el efecto retroactivo. Claro que esto, dada la lentitud judicial, puede tardar varios años e incluso igual Villar ya se haya presentado -con o sin truco- a las elecciones de 2016. Es lo mismo, sea como sea, el presidente ya se ha ganado el título del eterno y el 'latinazo' de que estará en el cargo 'per omnia saecula saeculorum'... y que sea lo que Dios quiera. Amén.   
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios