www.diariocritico.com
Rodríguez Menéndez, un prófugo con 'bailarinas' de tango

Rodríguez Menéndez, un prófugo con 'bailarinas' de tango

jueves 16 de febrero de 2012, 13:15h
La Sala Primera del Tribunal Supremo ha resuelto confirmado la desestimación de una demanda formulada en su día por el conocido abogado prófugo de la justicia José Emilio Rodríguez Menéndez contra José Luis Gallego Ferreiro, por supuesta "intromisión ilegítima en el honor, la intimidad y la propia imagen" (sic, aunque no lo parezca).

El fugao, que parece seguir su placentera vida prófuga en Argentina, tildó de ofensivas las manifestaciones realizadas por el demandado durante su intervención en el programa de televisión "Aquí hay tomate", emitido el 21 de febrero de 2006, en las que aseguraba que el más que polémico letrado no tenía intención de regresar a España y que se iba a divorciar de su mujer para casarse con una bailarina de tango en Argentina. El Juzgado y la Audiencia rechazaron la demanda, decisión que acaba de confirmar el Tribunal Supremo.

El ponente de la sentencia ha sido el propio presidente de dicha Sala, Juan Antonio Xiol, quien, tras exponer la reiterada jurisprudencia existente en la materia, ha analizado con cierta final ironía el peso relativo de los derechos en conflicto (honor y libertad de información), concluyendo que el ínclito abogado era persona de proyección pública, tanto por su actividad como profesional del Derecho como por su aparición frecuente en medios de comunicación; que, si bien la información comunicada "no tenía por finalidad contribuir al debate político sino el mero esparcimiento", no por ello carecía de relevancia e interés público; que de los hechos denunciados no se deduce que la misma no fuera veraz; y que las expresiones utilizadas "carecían de entidad suficiente para menoscabar la dignidad ajena" ni incurrieron en un menosprecio personal o vejación injustificada ni en el insulto, "siendo la noticia de su viaje fuera de España y su permanencia en Argentina algo ya conocido, a lo que había contribuido el propio demandante con su conducta".

Los hechos ocurrieron en 2006, cuando el letrado era prófugo; la sentencia del Supremo es de 2012, seis años después, cuando el letrado sigue siendo prófugo. Nunca antes una verdad ha sido tanta verdad como esta verdad: Rodríguez Menéndez no pensaba volver a España... y en cuanto a la 'tanguista'... bueno, ésa es otra historia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios