www.diariocritico.com
División en el 11-M

División en el 11-M

lunes 12 de marzo de 2012, 08:12h

Ayer se cumplieron ocho años de los terribles atentados del 11-M (con eme de Madrid), cuando unos terroristas, en una cadena de brutalidades, asesinaron a 192 personas e hirieron a unas 1.500. En los actos de conmemoración de este terrible suceso, ni la herida de la memoria ni los rescoldos del dolor lograron la unidad de todas las víctimas, de quienes aún sufren secuelas físicas y psíquicas tras los atentados, y de sus familiares. Hay dos asociaciones de víctimas, la que preside PilarManjón y la que preside Ángeles Pedraza, y lamentablemente cada día ahondan más sus diferencias, su desencuentro, y ayer celebraron sus actos en distintos escenarios.

     Daría para un largo debate entrar en las razones que separan a estas buenas gentes, aferradas a una misma pena, pero que interpretan de distinta manera las circunstancias y la investigación del suceso que segó la vida a familiares suyos. Para la Asociación liderada por Pilar Manjón, que celebró su acto conmemorativo en la estación de Atocha, "el caso está juzgado, aunque hay una repugnante conspiración de unos fanáticos que no asumen que los atentados fueron cometidos por yihadistas". Para la Asociación de Ángeles Pedraza, que se reunió en el "Bosque del Recuerdo", en el parque del Retiro de Madrid, "el 11-M no es un caso cerrado, y quedan muchos detalles por esclarecer porque no se sabe toda la verdad de lo ocurrido".

    Uno se queda casi sin palabras ante estas situaciones cuando, tras los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York, todas las víctimas se unieron como una piña, dándose consuelo y apoyo, y respetando la actuación de las autoridades policiales y judiciales. O ante el caso más cercano, la tragedia de Fukushima (con más de 20.000 víctimas mortales), de la que ayer se conmemoró el primer aniversario, y sobre la que los japoneses no se dividen entre quienes debaten sobre el cambio climático o sobre el "efecto invernadero" o sobre el peligro nuclear, sino que todos lloran juntos y en silencio.

    Con el mayor respeto para el dolor de todos, y para la forma de pensar de cada cual, nos atrevemos a pedirles a los miembros de ambas asociaciones madrileñas de víctimas del 11-M que aparquen sus diferencias, que se estrechen la mano, que se abracen, ya que sólo la unidad es un arma eficaz contra cualquier terrorismo, del signo que sea, de la naturaleza que sea, y siempre de la misma crueldad, de idéntica vileza.

 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios