www.diariocritico.com
El copago, o repago,  farmacéutico parece muy próximo

El copago, o repago, farmacéutico parece muy próximo

viernes 16 de marzo de 2012, 08:12h
Es tiempo de pagar viejas deudas y de prever que no puedan volverse a producir esa acumulación de facturas sin pagar, a cargo de las administraciones públicas, tanto municipales como autonómicas. Hay más de cinco mil municipios con deudas, de los ocho mil existentes... En las últimas horas, los ayuntamientos han terminado de elaborar sus listas de acreedores, con resultados sorprendentes: hay municipios que no pagan, y municipios que no deben, por igual. Madrid ha llegado a acumular más de  mil millones en deudas sin pagar, mientras Barcelona apenas debe mil euros y Bilbao no debe un euro.  ¿Cómo es posible tal diferencia de administradores? Lo único que se sabe es que a Gallardón lo premiaron con un Ministerio y le permitieron designar sucesora a su gusto...

Pero, a la hora de resolver esas viejas cuentas, las administraciones, sobre todo las autonómicas, quieren disponer de más dinero "corriente" para afrontar gastos. Quieren disponer de ingresos nuevos. Por ejemplo, el copago, o repago, o participación del usuario-ciudadano en el pago de medicinas o atenciones médicas. De momento, el modelo ya existe y entrará en vigor próximamente: Convergencia i Unió, lo acaba de aprobar en su presupuestos, con el apoyo del PP. Y en el PP, parece a punto de abrirse la veda para que cada presidente autonómico aplique esa fórmula. Uno de los "padrinos" habrá sido el presidente gallego, Núñez Feijoo, hombre de confianza de Rajoy, y gallego como él, que ha preferido olvidarse de disparates como el centro cultural Gaiás, que lleva enterrados unos cuantos cientos de millones, y cuya utilidad aún se ignora,, o de los cuatro aeropuertos gallegos, nada menos...Pues bien,  la ministra de Sanidad, Ana Mato, aseguró este jueves que el copago farmacéutico está pendiente del acuerdo que posiblemente se decida en el próximo Consejo interterritorial del Sistema Nacional de Salud. "Tenemos que buscar mecanismos para la sostenibilidad de la sanidad pública, para la racionalización del gasto", sentenció la ministra, en línea con las comunidades del PP. Mato subrayó el compromiso del Ejecutivo con una "sanidad pública universal, de calidad y gratuita", aunque evitó criticar la decisión del euro por receta de Cataluña, que apoyó indirectamente su partido. Según indica El País este viernes, cada día que pasa está más claro que, después de las elecciones andaluzas, van a producirse cambios muy significativos de la estructura del Estado de bienestar y de la Administración. Explica que el Gobierno está intentando frenar cualquier debate sobre los recortes hasta que pasen esas elecciones clave, a las que ahora se suman las asturianas, pero la realidad de las comunidades autónomas le impide controlarlo todo. En concreto, menciona la decisión de Cataluña de aprobar, con la imprescindible abstención del PP, el cobro de un euro por cada receta, que ha desatado un intenso debate sobre posibles reformas en la financiación de la sanidad. El PP parece que trata de posponer la polémica para que no afecte a la campaña electoral de Javier Arenas. El presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, que fue presidente del Insalud durante el Gobierno de  Aznar. planteó una fórmula distinta a la catalana. Como señala La voz de Galicia este viernes, Feijoo abrió la puerta al copago farmacéutico "en atención a la renta". Dijo que habría que estudiar  una reforma en la que tenga que ver la renta de los ciudadanos y en la que tenga mucho más que ver la solidaridad. Feijoo indicó que cualquier medida que se tome debiera contar con el consenso de todas las Comunidades. En estos momentos, todos los ciudadanos, sin diferencias de renta, pagan solo una pequeña parte de medicinas que le recetan los médicos de la sanidad pública. Los pensionistas no pagan nada. Lo que está planteando el presidente gallego, y ha dejado caer en público en otras ocasiones y sobre todo en reuniones internas del PP, es que todos los ciudadanos a partir de una cierta renta paguen más para reducir el coste farmacéutico de las comunidades autónomas, que ronda el 10%. Feijóo remataba su propuesta en un día especialmente relevante, tras la decisión de Cataluña en las primeras páginas y poco antes de reunirse con Rajoy en La Moncloa. A la salida de esta cita, Feijóo intentó suavizar el debate, tal vez ante la evidencia de que la polémica había trastocado la campaña andaluza, aunque insistió en que no hay que "criminalizar" a Artur Mas por cobrar a partir de ahora un euro por receta. Se recuerda que, en una reunión interna del PP, con la presencia de Rajoy, también Esperanza Aguirre, la presidenta madrileña, planteó una solución similar. Pero los populares quieren huir en lo posible de más subidas de impuestos. Se cuenta este viernes en El País que el copago coloca a Arenas en el ecuador electoral, y de igual manera, señala El Mundo que Feijoo pone en aprietos a Arenas al justificar el copago farmacéutico, mientras el candidato andaluz del PP se muestra en contra, y dice que, en principio, no cree en cobrar una tasa por receta, mientras Griñán  le insta a aclarare cuanto antes su posición. Por parte del PSOE, es conocida la oposición al copago. Rubalcaba afirma que el copago llegará con los Presupuestos y cree que se dará vía libre a las autonomías para implantarlo. El líder del PSOE advierte  de que el Gobierno está introduciendo el cambio "en dosis". De hecho, el propio Feijóo ha rechazado esta misma semana la posibilidad de subir el tramo autonómico del IRPF, aunque la mayoría de los barones autonómicos del PP no ven con malos ojos esta solución de cobrar más en función de la renta por algunos servicios, y en especial por las medicinas. Sin embargo, todos quieren evitar el coste político de ser los primeros en implantarlo. Y en este juego de ver quién asume el coste político de plantearlo, si el Ejecutivo o las autonomías, llegan las andaluzas. "Estoy seguro de que el Gobierno sabrá liderar fórmulas que sean capaces de hacer viable el sistema sanitario español", dijo Ignacio Diego, el presidente cántabro, que también visitó este jueves a Rajoy. Por otra parte, recuerda La Razón que la postura del PSOE sobre el copago sanitario no está del todo clara, y que al menos cuatro exministros se postularon, en la legislatura anterior, a favor de la medida, aunque ahora apuestan por una Sanidad fuerte, de calidad, equitativa y generosa...  Pero todo permite suponer que el aumento del porcentaje de los medicamentos que pagan los ciudadanos directamente y no a través de los impuestos, (ya se paga un porcentaje de su precio), y otras medidas de aumento de tasas, precios públicos de todo tipo y tal vez subidas de impuestos, se va imponiendo como fórmula de recortar el déficit. Es lo que nos va a tocar...


Lea también:
- El copago sanitario, arma de la izquierda contra el PP en la campaña andaluza y asturiana
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios