www.diariocritico.com
Un respiro en Semana Santa

Un respiro en Semana Santa

martes 03 de abril de 2012, 09:20h
Después del gran apretón de cinturón de los presupuestos, la huelga a medias, la sorpresa electoral en Andalucía y las reformas imprescindibles para modernizar España y  salir de la crisis con subida de impuestos incluida, todo en 100 días de gobierno de Mariano Rajoy; ¿tendremos un respiro en Semana Santa?
Lo dudo, aunque sería bueno y productivo para todos.  Para los ciudadanos que tendríamos un descanso y podríamos distraer temporalmente nuestras graves preocupaciones y estrecheces; y para el turismo que, hoy por hoy, es de las pocas industrias que crean empleo, aunque menos del que podrían porque hace falta dar un paso hacia una oferta de mayor calidad con la regeneración de destinos obsoletos y porque hay que recordar que más de la mitad del sector turístico en España es nacional, somos los españoles que nos movemos a la playa, a la nieve, al campo, al pueblo pero no gastamos como antes.

No se puede ni siquiera pensar o plantear la alegría derrochadora de los tiempos del dinero fácil y barato, sino la necesidad de recuperar algo clave para nuestro futuro, para nuestro más inmediato presente: CONFIANZA. Es una de las claves para recuperar el consumo adecuado, la actividad económica y crear empleo. Pero junto a la confianza hace falta crédito, financiación asequible para afrontar los proyectos de los autónomos, emprendedores y pymes, y por eso es imprescindible sanear las entidades financieras de una vez. La situación es muy grave, límite; los mercados y Europa no aflojan y exigen al gobierno español que realice lo más rápidamente posible los trámites parlamentarios y legales de los presupuestos. No parece que haya muchas opciones alternativas en este momento, aunque todos los países europeos deberían presionar más a la Sra. Merkel con el fin de lograr ciertos incentivos para el crecimiento económico que puedan dotar de alguna dosis de esperanza a unos ciudadanos europeos que sólo escuchan la palabra recorte y sufren directamente sus consecuencias. Las previsiones en el sector turístico español no son nada halagüeñas para esta Semana Santa que podría convertirse en un primer síntoma de que las cosas pueden cambiar. Sin embargo, esa confianza de los ciudadanos para volver a permitirse unos gastos depende de la seguridad que puedan tener en el futuro más inmediato de su puesto de trabajo y eso requiere necesariamente un cambio de tendencia económica y también que todos, absolutamente todos, arrimemos el hombro. ¡Qué bueno sería que la mayoría absoluta del PP fuera acompañada de un acuerdo nacional de todos los grandes partidos e instituciones!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios