www.diariocritico.com
De Guindos cuida la imagen del Gobierno en el exterior

De Guindos cuida la imagen del Gobierno en el exterior

sábado 07 de abril de 2012, 12:35h
En la última semana, y por razones del debate presupuestario, han sido abundantes las críticas que se han hecho al Gobierno: el presidente sólo ha intervenido para justificar esos grandes números del recorte, ingratos para casi todos, empezando por la amnistía fiscal de dudosa efectividad y más dudosa moral. Ahora, y después de que el protagonismo de los presupuestos haya sido del ministro Montoro, aparece el otro ministro de materias económicas, Luis de Guindos, que se viene especializando por hablar para las autoridades comunitarias y los mercados, tanto en Financial Times como en Francfurter Allgemeine... De Guindos, en un momento de  notable aprieto a la política económica del Gobierno de Rajoy dice estar convencido de que España logrará superar la crisis financiera y presupuestaria "por su propia fuerza" y conseguirá salir "reforzada" de la misma. Se lo dice a los alemanes, con reconocimiento de viejas culpas: "España es un país que ha cometido errores en el pasado y acumulado desequilibrios. Ahora está en la senda de la corrección de todos esos problemas", dice el ministro a la edición digital del rotativo alemán 'Frankfurter Allgemeine'. Añade que "pondremos en orden los presupuestos públicos. Nuestro gobierno, elegido hace cuatro meses, tiene una mayoría absoluta en el parlamento y un mandato claro para el ahorro y las reformas. Con ello lo conseguiremos".

Lo más sorprendente de las declaraciones de De Guindos llega a continuación, cuando, como próximos pasos, anuncia la "reforma de los servicios públicos, sobre todo en Sanidad y Educación" y la mejora del funcionamiento de los mercados, por ejemplo el de alquileres, así como la liberalización del comercio y en los servicios profesionales". ¿Están esas reformas en la docena que hace unos días anunció Rajoy? Igualmente, De Guindos hace referencia a las reformas del sector bancario, que "conducirán a la desaparición de los bancos más débiles" y a "un sector financiero mucho más sano y con menos bancos pero más fuertes". Luego, vuelve a los Presupuestos y a los recortes presupuestarios de 25.000 millones de euros anunciados recientemente. Subraya que "la consolidación financiera es inevitable. El gobierno anterior ha dejado un déficit del 8,5% en vez del 6% previsto. Por eso debemos hacer esfuerzos suplementarios, y además, en medio de una recesión. Debemos recuperar sobre todo la confianza en la economía española. Eso quiere decir no solo alcanzar un déficit del 5,3% este año, sino del 3% el que viene. Estamos comprometidos con esa meta", insiste el ministro. Tras asegurar que esa cura no acabará con el paciente, reitera que "lo que hacemos es absolutamente necesario. España tiene actualmente un problema de financiación. Si los mercados no ven una consolidación, se podría encarecer la financiación del estado. Y eso podría conducir a que también el sector privado tenga dificultades. Por eso es imprescindible el control del déficit". En cuanto a las últimas reacciones de los mercados y el incremento de la prima de riesgo, se muestra convencido de que "los mercados reaccionarán positivamente cuando hayan estudiado con precisión nuestros presupuestos". "Las primeras reacciones no se produjeron porque temían daños para el crecimiento económico. Por ello nuestro gobierno debe llevar adelante simultáneamente las reformas en el mercado laboral, el sector bancario y en otras áreas para demostrar en las próximas semanas que a medio plazo podemos volver a crecer", explica. En cuanto a las perspectivas para 2012 reconoce que "este año será difícil. Pero será, a la vez, el año en el que se sienten las bases para la recuperación. El Gobierno es consciente de ello y no quiere generar falsas expectativas para este año a la vista de la situación. Será duro, con menos crecimiento y, lamentablemente, con mayor desempleo. Pero sentamos las bases para un mejor año 2013". También hace balance de los 100 primeros días de gobierno, y comenta que se ha aprobado una ley de estabilidad "válida para todos: gobierno central, autonomías y municipios", se ha favorecido "la liquidez de los bancos" y se ha aprobado una reforma del mercado laboral que "cambia un sistema en gran medida responsable del elevado desempleo". "Ahí se encuentra el punto débil de nuestra economía", subraya el ministro quien calcula que este año la economía española menguará un 1,5% y espera que el próximo la tendencia se invierta ligeramente al alza y "acabe el proceso de destrucción de puestos de trabajo". En cuanto al déficit comercial exterior confía en que "desaparezca este mismo año", que la inflación "caiga por debajo de la media europea" y que España "gane por ello en capacidad competitiva". "Además habrá sorpresas", asegura de Guindos, quien señala que "quién iba a pensar hace 20 años que Inditex se convertiría en una empresa líder mundial. La capacidad y dinámica de las empresas españolas están ahí". De la huelga general subraya que "siempre se trata de una derrota de todos", expresa su "respeto al derecho de huelga", pero asegura que el gobierno no cederá a las presiones de los sindicatos. También rechaza las críticas a la amnistía fiscal ante la necesidad de que España busque posibilidades de "lograr ingresos para reducir su déficit", y comenta que el gobierno debe hacer lo posible para acabar con la economía sumergida. "Se trata de una competencia desleal entre pequeñas y medianas empresas que pagan o no sus impuestos", y subraya que "el gobierno se ha comprometido completamente en la lucha contra el fraude fiscal". Finalmente y preguntado por un mensaje de Pascua a los socios europeos, el ministro asegura que "el Gobierno español quiere reformas y orden en las cajas públicas. Hemos recibido una mala herencia. Pero la asumimos. Tenemos que hacer ahora, lo que no se hizo en los cuatro años pasados, en los próximos seis meses". "Esto es bueno para España y nos convertirá de nuevo en un socio de confianza en la UE".

Es decir, y en resumen, se muestra convencido de que España logrará superar la crisis financiera y presupuestaria "por su propia fuerza", que conseguirá salir "reforzada" de la misma, y que ahora está en la senda de la corrección de todos esos problemas". Con esa novedad sorprendente: una "reforma de los servicios públicos, sobre todo en sanidad y educación" y la mejora del funcionamiento de los mercados, por ejemplo el de alquileres, así como la "liberalización del comercio y en los servicios profesionales". Se interpreta que, con sus declaraciones al medio alemán, el ministro se esfuerza en reforzar públicamente la imagen de la economía española en el exterior, ante las dudas y comentarios negativos recientes y reiterados  de sus socios europeos. Primero fue Mario Monti, primer ministro italiano, que afirmó que España estaba dando "motivos de gran preocupación" a toda Europa. Este jueves fue el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien, en plena campaña electoral, se refirió a España como un mal ejemplo de política económica, tesis que vinculó a "siete años de socialismo". Y este viernes, las palabras desalentadoras sobre la economía española de Gerry Rice, portavoz del Fondo Monetario Internacional, que subrayó el "sentimiento volátil" que prevalece en el mercado y calificó como "severos" los retos a los que se enfrenta España. De Guindos trata de despejar esas dudas, reiterando  que España "pondrá en orden" los presupuestos públicos y reiterando que "lo que hacemos es absolutamente necesario. España tiene actualmente un problema de financiación. Si lo mercados no ven una consolidación se podría encarecer la financiación del estado. Y eso podría conducir a que también el sector privado tenga dificultades. Por eso es imprescindible el control del déficit".

Horas antes de conocerse el contenido de esta entrevista, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha afirmado que España está haciendo frente a sus retos económicos con "determinación" y que eso y un inquebrantable compromiso por parte del Gobierno de Mariano Rajoy deben "gradualmente reforzar la confianza" en los mercados. "España está afrontando sus retos de crecimiento y empleo con determinación. El país está aplicando reformas económicas cruciales que pueden crear un modelo de crecimiento más sostenible y más y mejores empleos", señaló Rehn en declaraciones a Efe, y añadió que estas acciones y un compromiso inquebrantable con su implementación deberían gradualmente reforzar la confianza de los mercados en la economía española y proporcionar mejores perspectivas a los ciudadanos españoles. El comisario europeo habló con Guindos, quien le ha garantizado que España notificará muy pronto a Bruselas su Programa de Estabilidad actualizado. "Este es otro elemento importante para sustanciar un camino convincente de consolidación fiscal con el que las autoridades españolas se han comprometido", señaló Rehn.

Guindos vigila el frente exterior de España, tan golpeado y débil...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios