www.diariocritico.com
Putas, Políticos y Periodistas

Putas, Políticos y Periodistas

jueves 19 de abril de 2012, 22:44h
En esto del affaire Cartagena he leído mucho y casi todo simplezas. La cosa ocurrió el miércoles 11 en el hotel Caribe y Obama llegó el viernes 13 al hotel Hilton. La cosa, informativamente, no da para más de chisme y anécdota para salpicar las adustas informaciones de lo que realmente acontecía en la VI Cumbre.

Pero muchos de mis colegas, que ni siquiera estaban en Cartagena cuando los hechos, aprovecharon el tirón amarillento de la tontada para desvirtuar la profesión y ocupar titulares con cuentos vacíos e insulsos. Lo peor es que la cosa sigue una semana después. Sorprendentemente, de lo que casi no han hablado es de los avances de la Cumbre, de lo que se acordó y de las decisiones que afectan y benefician a Colombia. Puede que ni tan siquiera algunos de ellos las hayan entendido o tan solo conocido por más que estuvieran en La Heroica.

De lo mucho que se ha escrito ha habido algunas reflexiones que, al hilo de la patochada del secret service, merecen la pena ser rescatadas por su defensa de la dignidad de la mujer. Una de las que me pareció más interesante la publica El Espectador y la firma la inteligente y siempre aguda Catalina Ruiz-Navarro bajo el título El Oficio. Para este cronista, pasmado, el chismecito dejó de tener interés en el minuto dos, salvo que aprovecháramos el tirón mediático de la cosa para hablar de la infamia que supone la prostitución en cuanto que "mercado de carne" al servicio del peor de los machismos. Todo eso de que cada una hace lo que quiere con su cuerpo es una falacia inmunda y, sobre todo, un error de concepto y apreciación.

Pero de lo que hoy quiero hablar es de periodismo y política. Los periodistas, a mi modo de ver, tenemos una misión social y profesional que consiste en intermediar entre la sociedad y sus protagonistas y es obligación de oficio saber priorizar y jerarquizar axiológicamente aquello de lo que informamos. Evidente que lo del espía putero fue noticia, pero es un engaño profesional que hablemos más de eso que de cuanto aconteció en la cumbre porque esto último sí que nos va a afectar como ciudadanos, como americanos y como colombianos.

Un ejemplo -hay docenas, lo que no tengo es espacio-: se acordó que las Américas se establecerían como un macro-Hub energético en los próximos cinco años. Para Colombia es una noticia extraordinaria porque somos productores de energía a través del petróleo, el gas y la riqueza hídrica que poseemos. Pero además es una gran noticia porque tenemos una ventaja competitiva que ningún otro país del continente posee: nuestra posición geoestratégica.

Colombia se va a convertir en el gran distribuidor de energía de América, capaz de enviar y recibir energía desde el Sur y hacia el Norte y al revés. Esta peculiaridad, unida al crecimiento social, económico e industrial que estamos experimentando, nos coloca en una situación de privilegio que, bien planificada e implementada, nos puede colocar como la tercera economía del subcontinente, tras Chile y Brasil habida cuenta de que Argentina, como ya es histórico en su proceder, opta por una nueva derrota hacia otro corralito neopopulista, y la sexta del continente tras Canadá, EEUU y México. De esto no se ha hablado o escasamente: las putas, creen algunos, venden más.

Estamos asumiendo una deriva en los mass media nacionales de la que tenemos que ser conscientes y que nos está volviendo amarillos, que es lo peor que puede pasarle al periodismo profesional e intermediador entre la sociedad y sus actores.

Los periodistas tenemos que asumir la Responsabilidad Social Individual de nuestro trabajo, y los medios en los que nos desempeñamos tienen que asumir la Responsabilidad Social Corporativa que les compete. Una sociedad desinformada o mal informada no puede crecer democráticamente; es más, una democracia con malos periodistas o medios de comunicación desvirtuados acabará tutelada bien por los poderes fácticos, bien por el poder establecido. La democracia es un juego de contrapesos y el periodismo es uno de los más importantes, no en vano se nos considera el Cuarto Poder, tras el ejecutivo, el legislativo y el judicial.

Es hora de actualizar también la concepción del periodismo en una sociedad que avanza a pasos agigantados o corremos el riesgo de perder nuestra esencia y perjudicar ese avance
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.