www.diariocritico.com
El peronismo es así

El peronismo es así

viernes 20 de abril de 2012, 08:40h
Cuando hablo de países americanos, nombro a países americanos. Es decir de los países que conforman América. Porque son tan americanos los canadienses, como los ecuatorianos. No sé cuál es la razón para que el gentilicio se lo hayan apropiado los estadounidenses.

Dicho esto, recuerdo sobre algo interesante que hicimos hace tres años. Un día nos llamó el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos a los presidentes de las distintas comisiones que tenían que ver con su departamento para que almorzáramos con él en el Palacio de Viana. Se trataba de escuchar al ministro y que el ministro nos escuchara. Moratinos hacía estas cosas. Nada que ver con García Margallo y su mayoría absolutísima. Lo de hoy es ordeno y mando.

De aquel almuerzo salí con la encomienda de crear en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos una ponencia para estudiar la situación jurídica de las empresas españolas en América Latina. Al poco la creamos.

A puerta cerrada, con plena libertad para hablar, empresarios de todo tipo (banca, hostelería, servicios, medios de comunicación, cooperativas, turismo, bienes de equipo, pymes, constructoras, patronales y todo lo que por aquellos países se mueve) pasaron por nuestra ponencia.

Les garantizamos confidencialidad y muchos de ellos nos hablaron de la mayor lacra de algunos países inseguros jurídicamente como es la mordida, la coima, la corrupción. Argentina se llevaba una de las palmas.

Pasado más de un año de trabajo, redactamos unas valientes e interesantes resoluciones y recomendaciones, tras analizar una serie de países y ver sus riesgos. Y lo aprobamos en el pleno por unanimidad. El país mejor parado salió Chile, y de Argentina decíamos lo siguiente:
"Argentina es un país con una alta volatilidad institucional, y que carece de un marco regulatorio objetivo, además de incumplir las normas existentes, por tanto su seguridad jurídica no resulta consistente. Se ha señalado además que esa inseguridad es creciente en el sector audiovisual y energético.

"Es un país con un elevado riesgo del denominado "sudden stop", esto es, una caída brusca de las entradas de capital con los riesgos agregados que ello conlleva. Hay que decir que la mayor parte de las empresas españolas invirtieron en Argentina, incluso resultaba casi obligado estar posicionado allí y convertirlo en plataforma para la entrada en otros países de la Región.

"Pues bien, ahora las experiencias en muchos casos han sido negativas con riesgos e inseguridades recientes. Los constantes cambios regulatorios cuando surge algún problema financiero, por otra parte habitual, colocan a las empresas españolas en situación de indefensión y además en muchas ocasiones sufriendo perjuicios para la imagen y la marca a través de campañas de desprestigio no desmentidas ni frenadas por las instituciones públicas.
Por todo ello, muchas de las empresas invitadas a participar en la ponencia manifestaron sus experiencias negativas en este país, expresando incluso que no volverían a invertir si tuvieran la oportunidad".

Este trabajo, aprobado en el pleno, lo hicimos hace dos años. Lo distribuimos en embajadas,  Cámaras de Comercio, inversores y gente interesada. No tuvo el menor eco, salvo en Argentina, donde nos criticaron a placer. Pero ahí está.

Cuando el pasado fin de semana la presidenta argentina nacionalizaba YPF y sacaba a empujones a los directivos y al personal español de su sede, a nosotros no nos extrañó lo más mínimo. Empresarios, tanto vascos como españoles, que habían pasado por la ponencia nos hablaron de lo que es el peronismo en el poder como rama corrupta y mafiosa de lo que puede ser un sistema de partido en una nación de la que hacían esta diferencia: Una es la Argentina seria, profunda, rica y con posibilidades y una muy otra su deplorable sistema de gobierno, mezcla de populismo, culto a la personalidad, ineficacia, falta absoluta de seriedad, inseguridad jurídica y creciente acumulación de tensiones superadas en cierta manera por el precio de la soja. Y al frente de todo esto una señora arbitraria rodeada de un equipo de áulicos quien con su mayoría absoluta hace y deshace a conveniencia propia. Lo ocurrido pues con YPF, hecho a una empresa que representa en esta forma a una España debilitada, en crisis, con una jefatura del estado irresponsable y con riesgo de ser intervenida, no era de extrañar. Los militares argentinos, salvando las distancias, trataron de hacer algo parecido con las Malvinas, encontrándose al poco con la horma de su zapato. España solo tiene ahora la vía jurídica y cierto apoyo internacional, pero muy tenue.

Sin embargo el gobierno argentino tiene ante sí la vía demagógica, los chinos y sus inversiones y el caldear el puchero. Con amenazas españolas, el peronismo sucesor de Eva Duarte, no se va a mover un milímetro.

En Argentina hay muchas empresas vascas que capean el temporal como pueden y que si tuvieran la mínima oportunidad dejarían de trabajar en aquel inseguro país porque en un estado de derecho el bien más preciado para trabajar es la seguridad jurídica, la previsibilidad y la seriedad.

Con esto solo quiero destacar que todos aquellos agentes que pasaron por nuestra ponencia sabían lo que decían. Y el gran mérito  de muchos de ellos es  trabajar en muy malas condiciones, con el chubasquero puesto, porque entre otras cosas, salvan la cuenta de resultados de sus empresas matrices en Euzkadi. Y no es poco el mérito.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios