www.diariocritico.com
Las medidas antisociales del Gobierno

Las medidas antisociales del Gobierno

martes 01 de mayo de 2012, 14:41h
Hay que ser crítico con este Gobierno y las medidas que toma, sobre todo cuando lo hace sin un mínimo debate social y sin contar con los que saben. Pero también hay que ser generoso cuando acierta o cuando pone sentido común en el uso del dinero público, que es algo a lo que no estábamos acostumbrados. Hay que cortar todos los abusos y todos los fraudes.

Acierta el Gobierno cuando pone una cierta transparencia y sentido común, todavía insuficientes, en la reforma de los Centros de Internamiento de Extranjeros, los CIEs, y se equivoca cuando excluye de la sanidad a los inmigrantes sin papeles, porque es un derecho fundamental. Acierta el Gobierno cuando sube las tasas universitarias o cuando obliga a los becarios a tener una nota media digna para renovar la beca, pero se equivoca si falla una política de becas que garantice que nadie capacitado y sin medios económicos se quede sin estudiar lo que quiera.

Acierta el Gobierno cuando recorta las subvenciones a los partidos y a los sindicatos, pero no cuando deja a los dependientes abandonados a su suerte. Acierta cuando pone control sobre el absentismo laboral en la Administración y sobre el fraude en el cobro del subsidio de desempleo por más que los sindicatos y algunos políticos se quejen. Quien trabaja en la Administración pública sabe que hay funcionarios que llevan de baja ni se sabe cuánto tiempo y que gozan de una buena salud. La mayoría de los funcionarios son espléndidos trabajadores y muchos de los que no lo son es porque tienen jefes incapaces para sacar lo mejor de cada uno. Pero los hay, y no pocos, que no dan palo al agua, se ponen enfermos cuando quieren y no hacen nada. Que pasen controles serios es lo menos que se debe pedir. Ningún trabajador que tenga una enfermedad que le imposibilite temporalmente debería dejar de cobrar su sueldo completo, pero todos sabemos lo que es ir a trabajar con fiebre simplemente porque somos responsables con nuestro trabajo.

Peor es lo del paro. Los sindicatos, y el PSOE que está a la que salta, discrepan de que el Gobierno quiera obligar a los parados a presentarse determinados días y a determinadas horas en la Oficina de Empleo. Muchos no quieren hacerlo, tal vez porque no pueden. Al parecer, hay muchos trabajadores que cobran el paro y ni siquiera residen en España. Se apuntan y se van al extranjero. Los hay que lo renuevan por internet, sin necesidad de acercarse al INEM. Bastantes rechazan varios trabajos y no pasa nada. Muy pocos acuden a cursos de formación que les permitan encontrar empleo. Y nadie pone sobre la mesa esos comportamientos fraudulentos y antisociales. Creo que el INEM es un instrumento de control que no controla nada, pero al menos debería dedicarse se hacer informes solventes sobre las cifras del fraude. Hay que ser críticos, pero dejar la demagogia en casa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios