www.diariocritico.com
Cárcel para los gestores culpables de la crisis

Cárcel para los gestores culpables de la crisis

domingo 03 de junio de 2012, 13:40h
La Responsabilidad penal de los administradores o gestores de una empresa o sociedad que comete delitos, quien responde criminalmente siempre es una persona física.

Se trata de delitos que pueden cometer los socios y administradores tales como: Falseamiento de cuentas anuales u otros documentos (pena de prisión de 1 a 3 años o multa de 6 a 12 meses); Imposición de acuerdos adoptados por una mayoría "ficticia" (prisión de 6 meses a 3 años o multa del triple del beneficio obtenido); Obstrucción al control y supervisión pública (prisión de 6 meses a 3 años o multa de 12 a 24 meses); Administración fraudulenta (prisión de 6 meses a 4 años o multa del triple del beneficio obtenido). Otro tipo de delitos: El que se alce con sus bienes en perjuicio se sus acreedores (prisión de 1 a 4 años y multa de 12 a 24 meses); El que se generen o contraigan nuevas obligaciones y deudas cuando exista ya el proceso de disolución (prisión de 1 a 4 años y multa de 12 a 24 meses); Proporcionar datos falsos relativos al estado contable (prisión de 1 a 2 años y multa de 6 a 12 meses); Defraudar a Hacienda Pública eludiendo el pago de tributos, no reteniendo cantidades que se hubieran debido de retener u obteniendo indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales. En este caso prisión de 1 a 4 años y multa del tanto séxtuplo de la citada cuantía siempre y cuando el importe no ingresado por retenciones o disfrutado como beneficio fiscal indebido exceda de 120.000 €. La obtención de una subvención o ayuda de las Administraciones Públicas de más de 80.000 € falseando las condiciones requeridas para su concesión (prisión de 1 a 4 años y multa del tanto séxtuplo de su importe); Delitos contables como la anotación de cifras distintas a las verdaderas (en cuantía de 240.000 €), ocultar o simular la situación de la sociedad (Prisión de 5 a 7 meses).

Esto viene a cuento, a causa de la ruina de las Cajas de Ahorros, que salvo un par de ellas, la mayoría han cometido cualquiera de los delitos figurados más arriba, y sin embargo estamos asistiendo al cobro de cuantiosas indemnizaciones, por despido pre o jubilación, además de enterarnos de los escandalosos sueldazos de sus Presidentes, Consejeros y administradores, ganara o no dinero la entidad. La mayoría con pérdidas cuantiosas por deficiente administración, cuando no mala voluntad y dolo, o simple robo, cobro de comisiones, prevaricación etc. etc. ¿Cuando ha ocurrido esto? En 1985 y han bastado 27 años para devorar tres siglos de historia de unas Instituciones beneméritas. Ese es, el tiempo transcurrido desde la aprobación de la ley que reguló los órganos rectores de las cajas de ahorro en 1985 y dio entrada a las recién nacidas comunidades autónomas en estas entidades financieras. El primer golpe fue la reforma del vicepresidente Enrique Fuentes Quintana del año 1977, que equiparó su funcionamiento al de los bancos y les alejó de su origen básicamente social y regional. Las cajas ya tenían vía libre para competir por toda España, Pero el tiempo ha demostrado que su caída bajo el poder autonómico supuso su auténtica acta de defunción, pues pasaron a formar parte de sus órganos de gobierno. Es decir, que se convirtieron en juez y parte, lo que dejó a muchas cajas a merced de los gobernantes de turno, que las convirtieron en sus brazos armados financieros.

Hubo excepciones. Algunas leyes de cajas autonómicas fueron más rigurosas, como la catalana, y algunas entidades -como La Caixa, la malagueña Unicaja o la vasca BBK- lograron mantener una gestión profesional y prudente a pesar de las presiones de los políticos. Las cajas se lanzaron a crecer. Superado el bache de la crisis de los 90, entraron en tromba a financiar la burbuja inmobiliaria, hasta llegar a suponer en el 2007 el 49,3% de los créditos del conjunto del sector financiero y el 57% de los depósitos. Los resultados que obtenían con su incursión poco prudente en este negocio les servía para financiar faraónicos y ruinosos proyectos de los gobernantes autonómicos Aeropuertos, parques temáticos, circuitos deportivos...). Todo iba bien gracias al ladrillo y las comunidades, "la Casta", pusieron al frente de muchas cajas a presidentes sin experiencia financiera, como Miguel Blesa (Caja Madrid), cuyo mayor logro era ser amigo de José María Aznar, o Modesto Crespo (CAM), dueños de sucursales de coches y amigo de Francisco Camps. También se llenaron de expolíticos: un retiro dorado de sueldos muy superiores a los de la administración pública. Sin ruborizarse, era normal ver saltos como el de José Luis Olivas, que pasó de presidir la Comunidad Valenciana con el PP a presidir Bancaja, o Juan Pedro Hernández Moltó, que se convirtió en el máximo responsable de CCM, después de haber sido consejero del gobierno regional y diputado del PSOE. Ahí falló el Banco de España y especialmente el Gobierno Zapatero, que debía haber tomado medidas y no lo hizo para parar la burbuja. No era normal que 100m2 valieran 600.000 euros en cualquier ciudad de España. La media de los matrimonios de las ciudades no podía pagarlos a no ser con hipotecas subprime (gratuitas), por eso, les considero responsables penales de mala gestión, y de paso de llevar el país, sus accionistas e impositores a la ruina. !Que no se vayan de rositas!

Con el pinchazo, todo se vino abajo. Y aún así, las Autonomías trataron de mantener su poder. Comunidades como Catalunya o Galicia forzaron fusiones interregionales que se han demostrado ruinosas (Catalunya Caixa, Unnim y Nova Caixa Galicia lo atestiguan), bloqueando uniones entre entidades de distintas regiones, que hubieran resultado viables. Además, impusieron una entelequia conocida como fusiones frías que hubo que rehacer en el peor momento de la crisis y que retrasó fatalmente el proceso. El Banco de España no hizo su deber y el 1º culpable es Mafo (M.A.Fernandez Ordoñez ) y su jefe Zapatero y la Ministra Elena Salgado . De hecho, forzaron en el último momento uniones desastrosas, como Banca Cívica y Bankia.

Pero ahora las cosas se ponen feas. Por su implicación en la nacionalización de Bankia, un Juzgado de Madrid ha admitido una querella contra Fernández Ordóñez, Rato y Blesa del sindicato "Manos limpias "que afirma que al "maquillar los balances" para registrar ganancias, los gestores de las cajas habrían cometido delitos societarios y de falsedad en documento mercantil. Caja Castilla la Mancha (CCM) fue intervenida en Marzo de 2009. La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) en Julio de 2011. Y el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, el pasado 9 de Mayo.
De forma que los fiscales a trabajar, y a investigar,¿ porque se han arruinado las Cajas? y si les encuentran culpables, que lo son, aplíquese el primer párrafo de mi artículo! Que den con sus huesos, en la Cárcel!

BERNARDO RABASSA ASENJO
PRESIDENTE DE HONOR Y DE RELACIONES EXTERIORES DEL CLUB LIBERAL ESPAÑOL.
PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN FIECS"INSTITUTO EUROPEO PARA LA COMUNICACIÓN SOCIAL.
INTERNATIONAL REGIONAL COMMODORE OF IBERIA OF IYFR.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios