www.diariocritico.com
El presidente del CGPJ aún deshoja la margarita de su dimisión

El presidente del CGPJ aún deshoja la margarita de su dimisión

lunes 18 de junio de 2012, 08:29h
El muy inoportuno (¿?) fallecimiento del Príncipe heredero de Arabia Saudí, y la necesidad de que el Rey de España viaje al funeral, modifica la probable página final del álbum del todavía presidente del Consejo General del Poder Judicial y Presidente del Supremo, Carlos Dívar. Con bastante probabilidad, pensaba Dívar que la foto con el Jefe del Estado español sería el cierre a esta etapa de tres años que todo permite suponer que acabará en los próximos días con el anuncio de su dimisión, tras la la denuncia que hizo su colega de Consejo de que Gómez Benítez de que Dívar hacía un uso inmoral de los fondos del Consejo con repetidos viajes injustificables a la Costa del Sol. Desde la denuncia hasta nuestros días, Carlos Dívar es probable que haya pasado por un calvario que nunca pensó que le pudiera haber ocurrido a él, y que finalmente, parece que le fuerza a su dimisión. Aunque todavía no ha dicho la última palabra...


Este mismo lunes, hace declaraciones a la informadora de cuestiones jurídicas del diario El Mundo. Carlos Dívar, de manera contradictoria, proclama que va a meditar si, atendiendo la petición de la mayoría de los vocales del CGPJ, deja el cargo. Aunque a continuación señala que "es evidente que no puedo o no debo continuar contra la voluntad ampliamente mayoritaria de los vocales".  Dívar reflexiona sobre lo que le ha sucedido, y llega a una sorprendente conclusión, del todo ajena a sus viajes, que sigue justificando: Son 32 viajes en un período de casi cuatro años. Estamos haciendo un mundo, cuando son viajes desde 2008, No tengo la menor conciencia de haber cometido ninguna infracción ni haberme salido nada de las normas establecidas en el Consejo... Hay que tener en cuenta los precios que me hacían  en los alojamientos -dice en otro momento. Al ser un cliente habitual, obtenía precios menores...  A lo mejor no he sabido  transmitir a la opinión pública la verdad de los hechos. Pido disculpas por ese error", admite a continuación. Y dice en otro momento de la entrevista periodística: "Tras el cambio de Gobierno ha habido en el Consejo una alteración de poderes que ha llevado a algunos a esta campaña... A los vocales se les ha ido la situación de las manos. La situación creada por la denuncia penal de un vocal al presidente se ha desorbitado", sostiene Dívar. Y luego, explica confusamente: "Cuando atacamos sistemáticamente a la persona, estamos atacando a la institución, y esto es lo que ha pasado. Ha llegado un momento en que se han metido con aspectos privados, religiosos..., en fin, alto totalmente fuera de lugar. Ha sido un auténtico proceso paralelo, poniendo a una persona en la picota, digan los tribunales lo que digan. Sentencian, ejecutan, y ya está, no hay quien lo cambie. Dicen "eso es la opinión pública". Hombre, ésa es la opinión que han transmitido algunos. ¿Puede ser una solución que se marche el presidente? Pues si esa es la solución, lo voy a pensar de aquí al jueves, no pondré el menor obstáculo para ello, no pondré  ningún obstáculo..."

Carlos Dívar, en estas mismas sorprendentes declaraciones, sostiene que en ningún caso ha imputado gastos indebidos al presupuesto del Consejo del Poder Judicial. "Dije en mi comparecencia pública que mi conciencia estaba tranquila, que no he cometido ninguna irregularidad, que he pagado mis viajes privados aparte...". Y hace relato de lo ocurrido con la denuncia: Primero hubo una denuncia ante el fiscal. Luego hubo una denuncia ante el tribunal Supremo. Después esa denuncia se convirtió en querella. Era preciso esperar que las instituciones se pronunciaran. Yo tenía que estar callado. La Fiscalía archivó, el Tribunal Supremo también archivó nada menos que por once votos a cuatro. Todos sabemos que en los Plenos de la Sala Penal es rarísima la unanimidad. Pero para algunos vocales, sólo valen esos cuatro votos, los otros once no..."

Y acepta que "puede ser correcto que haya habido una campaña" contra él por una guerra de poder en el CGPJ... Y a la pregunta de a qué atribuye la pérdida de confianza de los vocales del Consejo, habla de "la situación ambiental. Los vocales se encuentran con que la situación creada, porque esto ha sido orquestado, es una campaña que no pueden mantener..." Dívar dice que "en estos momentos no tengo claro cuál va  a ser mi respuesta contundente anunciada el jueves. No lo sé. Ya lo veríamos. Las dimisiones son voluntarias. Echarme es más difícil, porque requiere una mayoría cualificada"...

La redactora de la entrevista ve a Dívar "sereno, y parece aliviado", y destaca la frase "si la solución es irme, no pondré obstáculos...".  En el diario La Razón se relata la reunión plenaria del CGPJ en la que Dívar anunció su "decisión contundente" para esta semana. "Le temblaban las manos. No se creía lo que pasaba. El pleno vivió momento de máxima tensión. Gómez Benítez indignó con sus reproches... A Dívar le temblaban las manos. Su cara parecía la de un muñeco de cera", revela este relato. Por lo que se refiere a El País, diario que divulgó la denuncia contra el juez Dívar y que  ha venido proporcionando nuevos datos para mantener la atención del caso, cuenta este lunes que vocales del poder Judicial buscan ya un sustituto para cuando caiga Dívar. "Con Dívar todavía de cuerpo presente, las propuestas varían para sifruar a un magistrado de prestigio cercano a la jubilación o mantener la situación de bicefalia el tiempo que le queda a este Consejo, es decir, hasta octubre de 2013. Y habla de las candidaturas de Fernando de Rosa, de perfil político muy conservador, y de Juan Antonio Xiol, progresista de gran prestigio. En el reportaje se ve "perfectamente posible que Xiol fuera elegido para presidir el CGPJ y el Supremo", y en cambio, De Rosa no parece reunir las condiciones "con su perfil y sus vinculaciones con Camps".  La Razón habla de cuatro candidatos: el ya mencionado Xiol, presidente de la Sala de lo Civil del Supremo,  y Fernández Montalvo, Ricardo Enríquez y Jesús Corbal, los tres magistrados del Supremo.

Pero eso será cuando Dívar termine de deshojar su propia margarita y termine de asumir la conveniencia de dimitir...


Lea también:
- Dívar se queda sin foto con el Rey: acudirá el Príncipe al bicentenario del Supremo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios