www.diariocritico.com
España y el fantasma griego

España y el fantasma griego

martes 19 de junio de 2012, 16:16h
Durante mucho tiempo nos han hecho pensar que el futuro del euro  dependía de la decisión de Grecia cuyo PIB representa el 2 por ciento de la UE. Finalmente los griegos han dado la victoria a Nueva Democracia el partido de Antoni Samaras, lo que significa que han optado por permanecer en el euro, a pesar de las enormes dificultades que están pasando a cuenta de los recortes que ha supuesto una caída del PIB del 20 por ciento. Los mas optimistas dicen que podemos respirar tranquilos, pero yo desconfío. El partido ganador es el mismo que gobernaba cuando la Comisión Europea descubrió la falsificación de las estadísticas y cuando estallo la crisis y  además esta obligado a pactar con el Pasok, el ganador de las elecciones del 2009 y ahora convertido en tercera fuerza política.
   
No sé por qué miramos a Grecia y pensamos en España y aunque nuestra situación es desesperada cualquier comparación es absurda. No se trata solo del tamaño del país o de su estabilidad política, sino y sobre todo de que la corrupción en el país heleno ha sido piramidal y de tal magnitud que se ha instalado en la piel de una sociedad donde hacer trampas era lo políticamente correcto. Ya sabemos que en nuestro país ha habido casos de corrupción en casi todos los partidos y también en muchas de las instituciones, pero no se puede hablar en absoluto de una corrupción generaliza a todos los niveles y en todos los estamentos.
   
Si la victoria de Samaras supone que Grecia se mantendrá en el Euro, la de Hollande, que ha obtenido mayoría absoluta en el Parlamento, le permitirá cumplir su programa y servirá sin duda de contrapeso a las políticas de austeridad propugnadas por Angela Merkel. ¿Y qué pasa con España? Pues que seguimos en el hoyo, que los mercados no nos dan un respiro y que todo parece estar en el aire, con una prima de riesgo por las nubes y una rentabilidad del bono a diez años disparada hasta el 6,50.
   
Fallaron todos los analistas que afirmaban que tras el rescate de 100.000 millones para nuestros bancos y si el resultado de Grecia favorecía las tesis europeístas, entraríamos en un periodo de estabilidad que no se ve por ninguna parte. Ni el rescate, ni Atenas han sido la solución a nuestros problemas por lo que mucho me temo que la solución pasa por nosotros mismos, lo que significa que el Gobierno se vera obligado a nuevos recortes y parece inevitable una subida del IVA, por mucho que lo nieguen Rajoy y sus ministros.
   
Si las cosas no se calman, el presidente deberá meter la tijera y seguir la hoja de ruta que nos está marcando tanto la Comisión Europea como el FMI que se traduce en una drástica disminución de la Administración en todos sus niveles, incluso el replanteamiento de las prestaciones de desempleo y una nueva reforma de las pensiones,  además del IVA o la eliminación de la desgravación de las viviendas.  Si se ve obligado a hacerlo debería contar con la colaboración del principal partido de la oposición, incluso plantear, como se ha sugerido en muchas ocasiones, una especie de Pactos de la Moncloa en el que colaboraran todas las fuerzas políticas además de los empresarios y los sindicatos. O de esta salimos juntos o no salimos y todos deberían estar a la altura de las circunstancias, el primero el Gobierno. ¡Claro está!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios